"Un escritor nunca olvida la primera vez que acepta unas monedas o un elogio a cambio de una historia. Nunca olvida la primera vez que siente el dulce veneno de la vanidad en la sangre y cree que, si consigue que nadie descubra su falta de talento, el sueño de la literatura será capaz de poner techo sobre su cabeza, un plato caliente al final del día y lo que más anhela, su nombre impreso en un miserable pedazo de papel que seguramente vivirá más que él. Un escritor está condenado a recordar ese momento, porque para entonces ya está perdido y su alma tiene precio.”-Carlos Ruíz Zafón, El Juego del Ángel.

martes, 8 de marzo de 2011

Siendo otra más.

Esos ojos acabaron convirtiéndose en una perdición, el mirarlos duele, el verlos mirar a otra duele aún más, jugar a que nunca los amaste a que no los amas es de cobardes, y de estúpidas. Sí, soy una estúpida, tonta y absurda pero una estúpida-tonta-absurda que no quiere verle triste.
Aunque así tenga que soportar mirar como cien chicas le abrazan y besan; diciéndoles te quiero en un susurro, conociendo sus secretos, sus juegos en la cama, sus salidas a lugares que yo quisiera ir. Hasta que al final he acabado mirándome al espejo sin saber quién es esa chica que está en el espejo, esa chica que tiene mi pelo ondulado y castaño de ojos azules. ¿Quien es? Porque esa no soy yo.
-¿Que tal con Paula?-pregunto sonriéndole, la sonrisa que acabo por salirme involuntariamente antes de querer llorar.
-Genial, nos fuimos estuvimos en casa viendo una  peli. Pero... la peli no la vimos mucho.-dice riéndose. Claramente esperaba que yo me riese así que ahí fue una carcajada, era real, era 100% cierta, pero no por el motivo que él creía sino porque ¿que haríais si el chico que amáis os dijese que estaba..(bueno dejémoslo ahí) con otra chica y se riese? Reír, porque te parece surrealista, tanta naturalidad para contar una cosa así a la chica que dos semanas atrás escaló su fachada, y corrió desde su casa en medio de la noche para confesarle que estaba enamorada de él.
-¿Que peli visteis?
-Peter Pan. ¿Te puedes creer que no la había visto?
Esto sí que fue una explosión, miles de estallidos salieron de mi corazón, mi mente gritaba deseos de correr, gritar y llorar. Pero solo pude reír.
-Tampoco es tan gracioso.-dice él con una risilla.
-No sabes tú bien la gracia que eso tiene.
-Pues dímelo.-dice mirándome con esos ojos castaños a los que no les podía negar nada.
-Es un secreto. No se lo puedo decir a nadie.-dije resistiendo.
Él no siguió insistiendo sabía que ya no se lo diría. En realidad pensareis que solo es una película, no tengo porque ponerme así. Es cierto, pero saber que todos nuestros recuerdos, secretos, risas, canciones, y momentos en los que se forjó nuestra historia fueron expuestos a ella. Me hace darme cuenta de lo que ella le importa, y lo que yo significo en su vida.
"Un simple recuerdo que contar", "Una pelicula en el estante de su habitación que ella verá siempre que quiera." "Otra que se quedará acumulando polvo en su habitación hasta que vuelva a ser querida en cualquier momento" "Dejar de ser su Wendy". Y para mi eso significaba: "Perder a PETER PAN"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Desde hace mucho estoy condenada a una cárcel de palabras, en la que cada vez me hundo más. Mi alma tiene un precio, todo lo que soy son trocitos desperdigados, fragmentados, escondidos. Mis palabras se han convertido en los susurros de un pez sin lengua ¿los oyes?

Contacto

eldeseodenuncajamás@hotmail.com