"Un escritor nunca olvida la primera vez que acepta unas monedas o un elogio a cambio de una historia. Nunca olvida la primera vez que siente el dulce veneno de la vanidad en la sangre y cree que, si consigue que nadie descubra su falta de talento, el sueño de la literatura será capaz de poner techo sobre su cabeza, un plato caliente al final del día y lo que más anhela, su nombre impreso en un miserable pedazo de papel que seguramente vivirá más que él. Un escritor está condenado a recordar ese momento, porque para entonces ya está perdido y su alma tiene precio.”-Carlos Ruíz Zafón, El Juego del Ángel.

lunes, 21 de marzo de 2011

Tonta, ¿acaso pensaste que podía salir bien?

-¡Ya se! Te buscare novio, quizas Javi ahora esta soltero o Oscar, o Alfredo, o Tomás.-dice Rei preocupada de mi triste soledad. Quizas sea la única la verdad...
-Rei, no hace falta.-le digo quitandole sus ideas de loca de la cabeza.
-Ya lo se pero quiero.-dice sonriendo.-además estan todos buenisimos. Así que por mirar un poco no pasa nada.
Algunas veces creo que ella es la única que realmente me escucha las demás me quieren y oyen pero días depués parece como si se olvidasen de todo. Ella sigue ahi mirandome y cogiendomela mano porque sabe que apenas me suelte caere de nuevo. Y cuanta razón tiene...Porque tan solo tres días después ya Carol parecía haber olvidado mi derrumbamiento de días atrás.
-Erika, tenemos que liar a Javi con Steph.-esas palabras resultaron como una tormenta. Yo me estaba empezando a iluisionar con que él tal vez fuese el  chico perfecto, que quizas él me hiciese olvidar a Alex. Cayendo mi mundo de ilusion.
-Pero... no me habíais dicho que era uno de los posibles...-digo yo intentando comprender.
-Si, pero es que Steph dijo que se quería enrrollar con él.-"¿Enrrollar? Solo eso. Yo quería amor joder. No solo un simple hola y adios" Vale que Steph era una de mis mejores amigas pero aun asi... yo tambien queria un poco de amor.  Y estaba harta de dejar a cada chico que me empezaba a gustar por una amiga. -además tu dijsites que no te interesaba.
-No, yo lo que dije es que no le podría conseguir.-dije triste.
Yo que esperaba que ella contestase un "¡Claro que puedes tonta!" para salvarme de esos tristes y deprimentes pensamientos no dijo nada y callo. Esos silencios que resultan peor que las palabras. Volviendo asi a escribir mis dulces y amargos pensamientos.

1 comentario:

  1. ¡Es tan extraño encontrar tanto de mí en tí!; alguien desconocido, alguien del que sólo conozco el interior. Es maravilloso.

    ResponderEliminar

Desde hace mucho estoy condenada a una cárcel de palabras, en la que cada vez me hundo más. Mi alma tiene un precio, todo lo que soy son trocitos desperdigados, fragmentados, escondidos. Mis palabras se han convertido en los susurros de un pez sin lengua ¿los oyes?

Contacto

eldeseodenuncajamás@hotmail.com