"Un escritor nunca olvida la primera vez que acepta unas monedas o un elogio a cambio de una historia. Nunca olvida la primera vez que siente el dulce veneno de la vanidad en la sangre y cree que, si consigue que nadie descubra su falta de talento, el sueño de la literatura será capaz de poner techo sobre su cabeza, un plato caliente al final del día y lo que más anhela, su nombre impreso en un miserable pedazo de papel que seguramente vivirá más que él. Un escritor está condenado a recordar ese momento, porque para entonces ya está perdido y su alma tiene precio.”-Carlos Ruíz Zafón, El Juego del Ángel.

jueves, 28 de abril de 2011

Quedate conmigo.

Como se conocieron es un misterio, un secreto que se guardan para ellos. Ese momento es solo suyo, contarlo sería estropear una gran historia. Pero en realidad el principio no es tan importante... porque mirad aquella chica sentada en la mesa de la esquina tomando un cafe y con su segundo cigarrillo en la mano es ella, le esta esperando a él. Su pelo rubio esta perfectamente alisado, uno de sus grandes ojos grises es escondido por un mechon de pelo que cae ligeramente y su cara es adornada con una sonrisa que se asoma por su cara al ver aparecer a aquel chico de metro ochenta de ojos marrones y pelo chocolate, que la saluda con una sonrisa que nadie podría resistir.
-Siento llegar tarde.-dice dandole un beso en la boca.
-No importa. Estaba leyendo.-dice ella señalando su libro de "Tengo ganas de ti", además no le podía reprochar nada a aquel beso. 
Tras un día que aparentaba ser especial, llego un momento que aunque ellos no lo supiesen cambiaria el rumbo de esta bonita historia. Tal vez en las citas al igual que en las peliculas debamos apagar el movil, lástima que nadie les avisase a ellos. Tres tonos fueron suficientes para aquello.
-¿Si?-contesto Raul. Una dulce voz salió por el telefono, y no, no era ninguna amiga ni nadie que te pudiese alegrar. Era ella, su ex, "su gran amor" o asi la llamaba antes de empezar a salir con Amaia-Claro, ahora voy.-dijo él sin cambiar la cara de preocupacion e interes en aquella dulce voz.
-¿Que pasa?-pregunto la pequeña Amaia cuando él colgo.
-Me tengo que ir, Elena a tenido un problema y necesita mi ayuda.-dijo él preocupado. Llevaban saliendo cinco meses, y siendo amigos tres años. Suficiente tiempo para conocer a una persona.
-Raul.-ella solo le decía su nombre de aquella forma cuando sentía que las cosas no iban bien.-No me mientas. No me dejes aquí por ir a ver a Elena. Hoy no por favor, decía cogiendo su brazo.
-Lo siento Amaia, tengo que ir.-dijo él despidiendose de ella con un ligero beso en la boca. Y no era de aquellos con los que cualquier cosa podía perdonarse, ni aquellos que te hacían sentir que tu corazón se salía del pecho. No. Era de los que te hacía preocuparte y sentir que las cosas no iban bien.-¡Celebraremos tu cumpleaños mañana!-dijo él cuando ya estaba a tres metros de ella, con un simple gesto de la mano.
Y así Raul, dejo a la pequeña chica de los ojos grises emborronados mientras él se alejaba de ella.

miércoles, 20 de abril de 2011

Si tan solo pudiese vivir en mis sueños.

Para mí las palabras amor, verdad, felicidad y tú no sois más que un sueño. Un simple sueño efímero que al igual que cada mañana debo despertar de él. Tengo que despertar de un sueño inexistente, de un sueño imposible que he leído en las páginas de mi mente pero que solo puede habitar ahí. Porque ya he comprendido que las palabras tu y yo no son compatibles en el mundo real.

domingo, 10 de abril de 2011

Cuando todo empezo.

Toda historia tiene un principio pero esta, esta no se sabe cuando empezo. Quizas fuese aquel día en el que ella dejo de sonreír, el día en el que empezo a esconderle las cosas o tal vez el día en que la vió llorar por primera vez. 
Esta no es una de esas historias felices, es una historia que nadie quiere vivir. Pero hay veces en que toca, y cuando lo hace arrasa como un tornado destrozando todo lo que conoce dejando tan solo escombros. Esta es la historia de una niña, esta es Julia.
Julia era de esas niñas que sueñan con sus principes azules y una vida idilica como la que todo cuento de princesas bien nos ha enseñado. Pero como todo cuento, termina al cerrar el libro y este no fue diferente. Hubo un día en el que esos cuentos jamás volvieron a abrirse y dieron paso al mundo real un mundo que solo deben conocer los adultos e incluso que nadie debería conocer. Aunque ella lo hizo demasiado pronto. ¿Alguien a visto llorar a su madre alguna vez? Si es así sabreis que es horrible, ver como su mundo se derrumba como el tuyo tambien, hasta el punto en el que te sientes demasiado impotente. Y aun asi... ella se acerca a esa madre con lágrimas y la abraza, soportando cada una de esos sollozos en su hombro. Nunca debio haber vivido eso, y menos tan joven, una niña de diez años no sabe nada de la vida y menos sabe como parar las lágrimas de su madre. Eso si... no paso mucho tiempo hasta que supo como hacerlo, demosle un año o dos tal vez, que más da ella siguió soportando noche tras noche, día tras día y año tras año las duras palabras de su madre, las lágrimas y el dolor que ella sentía haciendola sentir culpable y miserable. Sin embargo su madre no callaba, sino que cada día las cosas iban a peor; hasta llegar el día en el que Julia vió normal el hecho de verla llorar. Se canso de esa rutina en la que solo veía sufrimiento en esa casa que la encerraba, que la hacia prisionera y la castigaba por ¿sus pecados?  
Su padre aquel hombre al que ella tanto quería y admiraba su madre le convirtio en un demonio, en el culpable de su desgracia, en el motivo de su miserable vida. Y el foco de sus críticas para que Julia solo le odiase y la quisiese más a ella. Pero su madre no entendía que con eso solo la hacía llorar más todas las noches. Haciendola crecer en una casa a la que no podia llamar hogar.

sábado, 9 de abril de 2011

Yo tambien...vi la magia en el mundo.

Sonrei cuando queria llorar.
Soñe con cosas imposibles.
Pedí un deseo a una estrella.
Crei ver un ovni en el cielo.
Vi a Santa Claus cuando era pequeña.
Pense que tus labios podrían ser mios.
Imagine que me buscabas en la noche.
Salte desde el acantilado.
Nade hasta el horizonte del mar.
Jugue a saltar baldosas.
Corrí hasta llegar al amanecer.
Morí para ver que habia mas halla. Y volvi porque no queria perder tu sonrisa.
Pueden ser simples sueños, imaginaciones o la vida misma. Pero aunque pueda ser el hecho de volar en el cielo con una cometa, llegar a tocar la luna con solo estirar el brazo, o simplemente mirar a alguien hasta que el corazon se salga del pecho, todo eso no es mas que magia.
Una sonrisa, una mirada, un subidón, un salto, un juego, una aventura, un mar, un océano, un avión, un barco, unos labios, un momento, un sueño, una vida. Todo eso por siempre será lo inexplicable y maravilloso de este mundo.

domingo, 3 de abril de 2011

La chica del espejo.

Hace tiempo yo era de esas chicas que sonreían y podían brillar, de esas que cuando caen se ríen de lo que ha pasado porque... debes buscar siempre el lado positivo, era de esas chicas que querían cambiar el mundo. Pero ahora no soy más que una chica de sonrisa de lágrimas escondidas, una chica que cuando cae se hunde más aún porque ya no sabe cómo era reírse de las cosas, soy de esas chicas que piensan que por mucho que hagas, una persona no cambia las cosas. Pero ya no puedo más necesito, quiero liberarme, gritarle a esa chica porque... ¿Quien es la chica del espejo? ¿Quien es la que habla? Porque esas chicas no son yo. Ninguna de ellas soy yo.
Y ahora voy a volver a ser la que era, dejar de ser un reflejo en el espejo que no sabe cómo vivir. Dejaré de ser la cobarde y la que se culpa de su propia miseria. Empezaré a ser la que va a cambiar su mundo para poder ver el resto con otros ojos, y así llegue el día en el que esa chica del espejo vuelva a reírse por caer, aunque se haga tanto daño que no sepa cómo afrontarlo se ría, sonría y brille; no por los demás y por "debo aparentar" no, sino porque ella quiere ser simplemente ella.

sábado, 2 de abril de 2011

El mundo no es de color de rosa, es morado.

Unos ojos marrones han escrito cientos de palabras, han creado miles de sueños en mi mente y millones de sonrisas en mi cara. Me han hecho creer en algo más, ver el mundo patas arriba, los árboles bailando, los animales cantando, me han hecho volar, ver sirenas y hadas, jugar con los peces, saltar desde acantilados, montarme en la mejor montaña rusa del mundo, gritar hasta exasperar, ver las nubes teñirse de morado, el mar volverse tan azul como lo sería el cielo, y ver a la Luna sonreir.Pero esos ojos ya no son míos. Me dejaron hace tanto que el cielo a vuelto a ser azul....

Muchisimas gracias a todos los que seguis mi blog, y leis lo que escribo significa mucho para mi. 30 seguidores y para mi es como si fueseis 300. No pense que tanta gente escucharia mis desvarios. Mil gracias.
La niña perdida, os espero en Nunca Jamás. :)

Contacto

eldeseodenuncajamás@hotmail.com