"Un escritor nunca olvida la primera vez que acepta unas monedas o un elogio a cambio de una historia. Nunca olvida la primera vez que siente el dulce veneno de la vanidad en la sangre y cree que, si consigue que nadie descubra su falta de talento, el sueño de la literatura será capaz de poner techo sobre su cabeza, un plato caliente al final del día y lo que más anhela, su nombre impreso en un miserable pedazo de papel que seguramente vivirá más que él. Un escritor está condenado a recordar ese momento, porque para entonces ya está perdido y su alma tiene precio.”-Carlos Ruíz Zafón, El Juego del Ángel.

domingo, 1 de mayo de 2011

¿Por qué tu?

-Hola.-dice un osito de peluche marron asomando por la puerta, saludando a aquella chica sentada en la silla de su escritorio, mirando un ramo de rosas rojas que la llamaban.-Amaia, vengoaqui por ti, me han dicho que eres mi novia-decía una voz estilo dibujo animado pidiendole entrar. No esperaron respuesta, tras cinco segundos su dueño, Raul, entro por la puerta entregandole aquel osito.-Lo siento.
-¿Por que te fuiste?-dice ella aferrandose al oso. Y buscando respuesta a la pregunta que llevaba todo el día y la noche rondandole la cabeza.
-Porque Elena estaba en problemas ya te lo dije.-dice él pretendiendo pensar que ella no estaba enfadada.
-Si, pero era mi cumpleaños, estabamos en una cita y ella, ella.... ¡Ella es Elena!-dijo lanzandole al osito-¿de todas las chicas porque tenias que ir a su llamada? ¿Por qué no te quedaste conmigo?¿Por qué te llamo a ti?
-Amaia.-dijo en una especie de suspiro que solo le hacía a ella enfadarse más.-exactamente porque era Elena, ella es mi ex novia lo sé, tenemos un pasado juntos que no puedo olvidar. Le debo cosas, si me pide ayuda debo ir.
-¿Abandonandome a mi?-dijo ella sorprendida por sus palabras.
-No, no te abandone.-dijo nervioso.
-Si, si lo hiciste me dejaste tirada en aquel cafe con la palabra en la boca, un roce de labiosy un feliz cumpleaños gritado a lo lejos. No es solo por el hecho de que fuese mi cumpleaños. Es solo un día, es por el hecho de que la escogieses a ella antes que a mi.-dice dando un paso atrás de él, no quiere tenerle cerca, ni sentirle, no hoy no.
-Pero... estaba muy mal.-dijo intentando justificarse.
-¿Qué le pasaba?-dijo ella intentando buscar una respuesta que no fuese la que ella tenía en mente.-¿La habían dejado? ¿Tenía problemas en el trabajo? ¿Se le murio alguien? ¿Tuvo una pelea con su madre? ¿Le pegaron? ¡¿Qué?!-dijo ella histerica.
-Estaba en el hospital, se habia caido por las escaleras y hecho daño en la pierna. Necesitaba ayuda.
-¿Tu ayuda? ¿No tiene amigos? ¿Familia? ¿Novio? ¿Vecinos?-dijo Amaia mirando a Raul intentando encontrar la verdad.-Claro, que si... pero como tu bien has dicho es Elena.-dijo apartando la mirada.
-Amaia...-dijo intentando tocarla mientras que ella solo se intentaba controlar las lágrimas. Pero él, cobarde al ver unas gotas apunto de salir, aparto su mano de su cabeza.-No sabía que hacer, se puso nerviosa y me llamo a mi, simplemente eso. Pero creo que será mejor que hablemos cuando te calmes.-dijo marchandose de la habitacion lleno de remordimientos que no sabia como quitarse de la cabeza, y sentimientos que le acosaban una y otra vez, haciendole dudar de él mismo.
Ella, ella al igual que el día anterior se quedo sola, bueno no, con un osito que eran.. ¿la prueba de su amor?

3 comentarios:

  1. Alá! me ha encantadooo! :D gracias por comentar en mi blog :)

    ResponderEliminar
  2. Uf, tema complicado... ahora mismo soy incapaz de posicionarme.
    Espero que lo arreglen, aunque las cosas ahora parezcan tan grises.

    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  3. Me encanto tu blog, sin duda te sigo!, espero verte prontito por makeyourlifeadreaam.blogspot.com, saludos♥.

    ResponderEliminar

Desde hace mucho estoy condenada a una cárcel de palabras, en la que cada vez me hundo más. Mi alma tiene un precio, todo lo que soy son trocitos desperdigados, fragmentados, escondidos. Mis palabras se han convertido en los susurros de un pez sin lengua ¿los oyes?

Contacto

eldeseodenuncajamás@hotmail.com