"Un escritor nunca olvida la primera vez que acepta unas monedas o un elogio a cambio de una historia. Nunca olvida la primera vez que siente el dulce veneno de la vanidad en la sangre y cree que, si consigue que nadie descubra su falta de talento, el sueño de la literatura será capaz de poner techo sobre su cabeza, un plato caliente al final del día y lo que más anhela, su nombre impreso en un miserable pedazo de papel que seguramente vivirá más que él. Un escritor está condenado a recordar ese momento, porque para entonces ya está perdido y su alma tiene precio.”-Carlos Ruíz Zafón, El Juego del Ángel.

sábado, 21 de mayo de 2011

Solo debes ser otro sueño.

Ya han pasado dos semanas y no hay señales de vida de él, ni una llamada, un mensaje, ni siquiera una respuesta a las mias. "¿Se habrá olvidado de mi?" "¿Esto se ha terminado?" No quería responder a esas preguntas, dijimos que pasase lo que pasase seríamos amigos. Aunque eso siempre es más facil decirlo que cumplirlo. Él quizas la prefieriese a ella, con sus largas piernas y sus tetas de infarto. "¡No, no, no! Todavía no he perdido." digo mirando el marco de mi mesita de noche, con cuatro fotos nuestras en una estamos los dos en el concierto de 30 Seconds to Mars con la cara pintada y una sonrisa de emoción, otra es la del día que fuimos a la piscina con todos, otra la de nuestro viaje a Mayorca ylos dos corriendo por la playa como tontos y la última mi favorita es de nuestro día jugando a una guerra con globos de pintura, completamente manchados perdiendonos en el mejor beso del mundo. Y mientras yo me sumía en todos aquellos recuerdos sonó el timbre.
-¡Abrid!-grite desde mi cuarto.-¡Abrid!-pero el timbre seguía sonando una y otra vez.-Vale pues nada ya voy yo...-dije levantandome de la silla y recorriendo aquel pasillo sin imaginar en lo más minimo quien estaba al otro lado. Tras dos semanas de abrir la puerta con emoción esperando ver su cara, ya mis ilusiones habían desaparecido, pensando que como todos los demás días sería un amigo de Javi(mi hermano) o el cartero. Aunque al abrir la puerta mi cara cambio por completo. Él estaba ahí, no era un sueño como todas las demás veces, era él con su chupa de cuero, sus vaqueros azules desgastados, su camiseta de los knicks y sus converse azules. Era él.
-¿Raúl?-digo volviendo a creer que mi mente me jugaba una mala pasada, haciendome soñar.
PD: muchisimas gracias a todos los que seguis mi blog, y comentais, espero que os este gustando esta historia y el resto del blog. Os espero en mi sueño. Un beso de La niña perdida.

7 comentarios:

  1. me encanta esta historia *-*
    espero que esten juntos ya por fin !
    escribes fantásticamente bien un besazo enorme guapisimaa ;D

    ResponderEliminar
  2. PRECIOSO, PRECIOSO, PRECIOSO!! :D a ver si pasa algo entre ellos...
    Por cierto, gracias por comentarme en mi blog ^^
    Besos con trocitos de sueños cumplidos.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta! :) siempre me sorprendes y cada día más.

    ResponderEliminar
  4. ¡Sí! Raúl en su puerta por fi, ya era hora :)

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. te he dejado un regalito en mi blog pásate :
    http://solotienesqueaprenderaver.blogspot.com/2011/05/premios.html
    un besazo enorme ^^

    ResponderEliminar
  6. Que hermoso, yo quiero ser esa chica :( estoy cansada de esperar. Un besito linda

    ResponderEliminar
  7. Oh, no he leído toda la historia, pero me han entrado muchas ganas. ¿Y que le va decir Raúl?

    ResponderEliminar

Desde hace mucho estoy condenada a una cárcel de palabras, en la que cada vez me hundo más. Mi alma tiene un precio, todo lo que soy son trocitos desperdigados, fragmentados, escondidos. Mis palabras se han convertido en los susurros de un pez sin lengua ¿los oyes?

Contacto

eldeseodenuncajamás@hotmail.com