"Un escritor nunca olvida la primera vez que acepta unas monedas o un elogio a cambio de una historia. Nunca olvida la primera vez que siente el dulce veneno de la vanidad en la sangre y cree que, si consigue que nadie descubra su falta de talento, el sueño de la literatura será capaz de poner techo sobre su cabeza, un plato caliente al final del día y lo que más anhela, su nombre impreso en un miserable pedazo de papel que seguramente vivirá más que él. Un escritor está condenado a recordar ese momento, porque para entonces ya está perdido y su alma tiene precio.”-Carlos Ruíz Zafón, El Juego del Ángel.

lunes, 4 de julio de 2011

Ella es más importante que el dolor.

Aquellas noches de escuchar peleas al otro lado de la puerta, gritos que no hacen más que retumbar una y otra vez volviéndola loca. Mirando las lágrimas en la cara de ella, el dolor en la cara de él. ¿Por qué pasa esto? Suerte tal vez. Esta es la suya, escuchar suplicas de esa mujer a la que llama mamá y las palabras de sufrimiento de aquel al que ella quiere, esa persona que le da aliento cuando los demás no. Y ella no puede ver como su madre va a destruir lo último que le quedaba en la vida, ese chico de la sonrisa tonta que le hace sonreír. Pero eso quizás no vuelva a pasar, él se marchará y cuando eso pase ella no sabrá como aguantar cada una de las reprimendas de ella, las lágrimas que le caen, no sabrá cómo mantenerse en pie. Quizás... ella también debería marcharse, huir, escapar, dejarlo todo atrás. Aunque esos pensamientos se marcharon igual que una vela encendida en medio de una tormenta al ver esos ojos con lágrimas que siempre le hacían retroceder  y callar.

9 comentarios:

  1. triste,no tengo mas palabras...besos

    ResponderEliminar
  2. Un consejo si quieres tener más seguidores de los que tienes. Comenta sus blogs

    ResponderEliminar
  3. me encanta! enserio!!!
    un besazo♥
    te sigo!

    ResponderEliminar
  4. muchisimas gracias por leerme.
    me alegro de que os esten gustando las nuevas entradas, un beso. Espero vuestros comentarios :)

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola Erika! Este texto es fantástico, como todos los que escribes. Más de una vez se nos ha ocurrido retirarnos, echar a corres, sobre todo cuando lo pasas mal, pero como dice, siempre hay que seguir de pie.
    Saludos, pasate por mi blog cuando quieras ^^

    ResponderEliminar
  6. me encanta leerte enserio :)
    no me explico como escribiendo asi de bien no tienes miles de seguidores de verdad que te los mereces desde que me hice seguidora tuya has avanzado muchisimo y cada vez escribes mejor el juego que haces con las palabras es fantastico :)
    un besazo enorme guapisimaa ;D

    ResponderEliminar
  7. Que triste, pero me gusto el texto y la imagen esta perfecta :)

    *Besos

    ResponderEliminar
  8. Es muy triste me hixo depertar viejas emociones!!

    ResponderEliminar

Desde hace mucho estoy condenada a una cárcel de palabras, en la que cada vez me hundo más. Mi alma tiene un precio, todo lo que soy son trocitos desperdigados, fragmentados, escondidos. Mis palabras se han convertido en los susurros de un pez sin lengua ¿los oyes?

Contacto

eldeseodenuncajamás@hotmail.com