"Un escritor nunca olvida la primera vez que acepta unas monedas o un elogio a cambio de una historia. Nunca olvida la primera vez que siente el dulce veneno de la vanidad en la sangre y cree que, si consigue que nadie descubra su falta de talento, el sueño de la literatura será capaz de poner techo sobre su cabeza, un plato caliente al final del día y lo que más anhela, su nombre impreso en un miserable pedazo de papel que seguramente vivirá más que él. Un escritor está condenado a recordar ese momento, porque para entonces ya está perdido y su alma tiene precio.”-Carlos Ruíz Zafón, El Juego del Ángel.

lunes, 29 de agosto de 2011

Errores.

¿Quién no se ha equivocado alguna vez en su vida? Todos, todos y cada uno de nosotros hemos cometido aunque fuese un insignificante error. Pero en realidad lo que importa no es su magnitud, sino las consecuencias de ellos. Quizás esos errores hagan que no la/le vuelvas a ver, quizás impidan que tu vida siga su curso, quizás hagan que sientas uno de los peores sentimientos de este mundo y te arrepientas, te arrepientas tanto que te dolerá y sufrirás. Por un mínimo error que no sabías que lo era, parecía una acción inocente pero causo un cataclismo. "Es algo del pasado, no sabía lo que hacía. Lo siento" dirás pero... no bastará. "¿Por qué no lo pensé mejor?" "¿Cómo se me ocurrió?" pensarás... pero la verdad las preguntas son solo otra forma de tortura. Y por primera vez te das cuenta de lo que significa ese sentimiento, eso que tu decías "yo nunca me arrepiento, no tengo motivos." Aunque ahora te consume por dentro y lo has perdido todo.
Siento haber estado ausente del blog durante un timepo, pero he estado de vacaciones. En cuanto puedo me acctualizare con todos los blogs. Os agradezco un muchisimo vuestros comentarios y que me esteis siguiendo. Un beso enorme
de la niña perdida, os espero en Nunca Jamás.

3 comentarios:

  1. La verdad es que tienes toda la razón (:
    me encanta esta entrada te espero pasate ok?<3
    un beso(L)

    ResponderEliminar
  2. un error lo puede cambiar todo para bien o para mal. besos :)

    ResponderEliminar
  3. Lo se, nadie es perfecto, pero de los errores se aprende... O al menos eso dicen

    *Beeesoos, que bien se siente volveeer aca :D

    ResponderEliminar

Desde hace mucho estoy condenada a una cárcel de palabras, en la que cada vez me hundo más. Mi alma tiene un precio, todo lo que soy son trocitos desperdigados, fragmentados, escondidos. Mis palabras se han convertido en los susurros de un pez sin lengua ¿los oyes?

Contacto

eldeseodenuncajamás@hotmail.com