"Un escritor nunca olvida la primera vez que acepta unas monedas o un elogio a cambio de una historia. Nunca olvida la primera vez que siente el dulce veneno de la vanidad en la sangre y cree que, si consigue que nadie descubra su falta de talento, el sueño de la literatura será capaz de poner techo sobre su cabeza, un plato caliente al final del día y lo que más anhela, su nombre impreso en un miserable pedazo de papel que seguramente vivirá más que él. Un escritor está condenado a recordar ese momento, porque para entonces ya está perdido y su alma tiene precio.”-Carlos Ruíz Zafón, El Juego del Ángel.

martes, 28 de febrero de 2012

Huir para vivir.

Ella perdió la razón, perdió el norte... vivía sin vivir. Sí,eso existe. La vida se le escapo entre sus dedos, cada trocito de su vida escapo con sus lágrimas, ahora entendía porque había dejado de llorar, ahora entendía porque no podía sonreír, ahora entendía porque todo le parecía oscuro. Todo había perdido su luz. Se escapo. Su vida quiso huir de ella, ella la estaba matando y prefirió escapar antes de acabar del todo destruida. Solo era una niña, solo es una niña que quiere jugar y ser normal. Pero todo eso dejo de estar en su vocabulario hace mucho tiempo. Los juegos quedaron atrás. Ahora los hospitales no aparecían solo en la televisión, las discusiones no solo eran por haberle tirado del pelo a su hermano, ahora todo lo que le quedaba era un frasco lleno de lágrimas, deseoso de explotar.

7 comentarios:

  1. Me encantó, me identifique mucho.

    ResponderEliminar
  2. Que buen texto! la verdad me identifico mucho en algunas partes. Que andes bien, besotes.

    ResponderEliminar
  3. puf... impresionante cielo de verdad que me ha encantado (L)
    cuando crecemos los problemas vtambién lo hacen...
    te mando un besazo enorme espero que estes bien ;)

    ResponderEliminar
  4. I.N.C.R.E.I.B.L.E
    me encanta tu blog! de veras! te sigo inmediatamente :D
    soy nueva por aqui y me haria mucha ilusión que te pasaras a ver mi blog, un besito :)

    ResponderEliminar
  5. A veces uno se ve en la obligación de madurar de golpe, son vueltas que da el tiempo para que nos olvidemos de él.

    ResponderEliminar
  6. Pues que explote de una vez, guardarselo le hara mas daño, ademas pronto volvera a sonreir :)

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Mi madre dice que a partir de los 15 años, la vida se vuelve cada vez más corta y dificil. Yo creo que es cierto.
    Linda entrada :)

    ResponderEliminar

Desde hace mucho estoy condenada a una cárcel de palabras, en la que cada vez me hundo más. Mi alma tiene un precio, todo lo que soy son trocitos desperdigados, fragmentados, escondidos. Mis palabras se han convertido en los susurros de un pez sin lengua ¿los oyes?

Contacto

eldeseodenuncajamás@hotmail.com