"Un escritor nunca olvida la primera vez que acepta unas monedas o un elogio a cambio de una historia. Nunca olvida la primera vez que siente el dulce veneno de la vanidad en la sangre y cree que, si consigue que nadie descubra su falta de talento, el sueño de la literatura será capaz de poner techo sobre su cabeza, un plato caliente al final del día y lo que más anhela, su nombre impreso en un miserable pedazo de papel que seguramente vivirá más que él. Un escritor está condenado a recordar ese momento, porque para entonces ya está perdido y su alma tiene precio.”-Carlos Ruíz Zafón, El Juego del Ángel.

sábado, 14 de abril de 2012

Estúpido, idiota, mentiroso y odioso amor. Adios.

Unas pisadas en el suelo son lo único que me queda de ti, unas huellas sobre el barro del patio trasero de mi casa, pero que están siendo borradas por la lluvia. Sin embargo mañana esas huellas no estarán pero yo te seguiré queriendo, mañana tú te habrás ido pero yo seguiré encerrada en este pueblo ¿por qué? ¿Por qué? Lo único que yo quería hacer era estar contigo... pero tú me dejaste de querer, si alguna vez llegaste a hacerlo. Simplemente sin siquiera mirar atrás cogiste tu maleta y saliste por la puerta de atrás, dejándome a mi desmoronada en el jardín. No miraste atrás, ¿por qué? Cobarde. Mentiroso. Traidor. ¿Tanto te hubiera costado darte la vuelta? ¿Tan difícil habría sido que hubieras dicho algo más que "me marchó, lo nuestro se acabo"? ¿No me merecía algo más? ¡Tenía derecho a una explicación! Aunque tal vez eso significase que yo solo era un estúpido entretenimiento para ti, una forma de pasar tu último año en este aburrido pueblo perdido del mundo, era la única chica que cedió a tus encantos, las demás ya los tenían muy vistos. Mis amigas, mi hermana y mi hermano, mis padres, mis vecinos... todos, absolutamente todos me dijeron lo mismo "te hará llorar, te engañará." ¿Y sabes lo que yo respondía estúpidamente? "Él no es así, ya no" pero me he dado cuenta de que esas estupideces, porque es lo que eran estupideces, no eran para convencerles a ellos de lo bueno que eras, del gran chico que tenían delante y por un par de acciones pasadas no veían, no, no era por nada de eso. Todo. Absolutamente todo era para convencerme de que tú y yo era algo posible, que está vez no serías: tú y esa chica, o él y la pobre a la que engaño. Creía que me querías, creía que yo te importaba, pensaba que lo nuestro... era algo. Me equivoque. Me equivoque. Aún así estúpido, idiota, mentiroso y odioso Rick, te escribo esto para que sepas que a pesar de todo, te amo. Te sigo amando. Porque aunque te largaste, aún sigo pensando que debería haber hecho para hacer que te quedases. Sigo pensando en que si me hubiera ido contigo estaríamos juntos. Aunque se que son solo invenciones de mi corazón roto buscando una salida. Sin embargo quiero que sepas que cuando estuvimos juntos.... tú me hiciste entender lo que era el amor.            
Hasta nunca.

4 comentarios:

  1. Me encanta! Es preciosa, si es lo que de verdad sientes, espero que no te estes equivocando en elegirle. Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Ayer leía una frase en internet que no ponía autoría: "No te preocupes por las personas de tu pasado hay una razón por la que no llegaron a tu presente". Era algo así.

    Déjalo pasar, está claro que no era para ti, sino jamás se hubiese ido. Despréndete de todos los recuerdos, no se merecen seguir ahí. Y no dejes de buscar a otra persona que valga la pena, solo se encuentra así.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Me hiciste recordar aquellos momentos que vivi y realmente se siente horrible que te hagan eso :/

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Si de verdad es tu Historia, es dificil pensarlo ahorita nena pero todo pasa nena todo... Solo date un chance, las personas que no merecen estar en tu vida se van solas, no hace falta el que se va sino el que vendra... Besos

    ResponderEliminar

Desde hace mucho estoy condenada a una cárcel de palabras, en la que cada vez me hundo más. Mi alma tiene un precio, todo lo que soy son trocitos desperdigados, fragmentados, escondidos. Mis palabras se han convertido en los susurros de un pez sin lengua ¿los oyes?

Contacto

eldeseodenuncajamás@hotmail.com