"Un escritor nunca olvida la primera vez que acepta unas monedas o un elogio a cambio de una historia. Nunca olvida la primera vez que siente el dulce veneno de la vanidad en la sangre y cree que, si consigue que nadie descubra su falta de talento, el sueño de la literatura será capaz de poner techo sobre su cabeza, un plato caliente al final del día y lo que más anhela, su nombre impreso en un miserable pedazo de papel que seguramente vivirá más que él. Un escritor está condenado a recordar ese momento, porque para entonces ya está perdido y su alma tiene precio.”-Carlos Ruíz Zafón, El Juego del Ángel.

domingo, 6 de mayo de 2012

Perfecta locura.

Ira, un pecado capital, una forma de destruirlo todo en cuestión de segundos, toda una vida, una forma de ser, una barrera construida rota por un sentimiento que lo arrasa todo. Sin piedad. Sin compasión. Sin miramientos. Radical. Directo. Horrible. Incontrolable. No importan las consecuencias, en ese instante en el que esa rafaga de odio, de nervios, de afán de aniquilación de aquello que ha provocado ese sentimiento te invade. ¿Lo has sentido? ¿Entiendes lo que significa? Es una enfermedad, un virus, una demencia latente hasta el momento, es la perfecta locura.
PD: lamento mucho haber estado desaparecida ultimamente. Pero ya tengo más tiempo libre (por fin) así que intentare actualizar más amenudo y pasarme por vuestros blogs. Se que esta entrada puede parecer un poco... agresiva, pero ultimamente es como si todo fuese así, así que necesitaba soltarlo. Muchas gracias a todos.
Un beso enorme de la niña perdida. Os espero en Nunca Jamás.

Contacto

eldeseodenuncajamás@hotmail.com