"Un escritor nunca olvida la primera vez que acepta unas monedas o un elogio a cambio de una historia. Nunca olvida la primera vez que siente el dulce veneno de la vanidad en la sangre y cree que, si consigue que nadie descubra su falta de talento, el sueño de la literatura será capaz de poner techo sobre su cabeza, un plato caliente al final del día y lo que más anhela, su nombre impreso en un miserable pedazo de papel que seguramente vivirá más que él. Un escritor está condenado a recordar ese momento, porque para entonces ya está perdido y su alma tiene precio.”-Carlos Ruíz Zafón, El Juego del Ángel.

jueves, 27 de diciembre de 2012

Acordaros de Nunca Jamás, siempre ha estado ahí.

Hola mis queridos lectores, si soy yo, la niña perdida, increible ¿verdad?
Pues aqui desde la tierra de Nunca Jamás y mi detenido reloj os pido perdón, perdón una y mil veces, ultimamente parecía que el mundo estaba congelado... más bien lo estaba yo. Una etapa rara de cambios que no me gustaban, de cosas que carecían de sentido y que me habían hecho perder el rumbo totalmente. Carecía de inspiración, las musas se marcharon dejandome sola sin poder entender porque todo lo que escribia no era yo. Perdiendome más a mi misma. ¿Una niña perdida perdida? os preguntareis, imaginaoslo, era peor que caer por el agujero del conejo blanco, era como estar borracha dando vueltas y más vueltas en un tiovivo, era... era como dejar de respirar. Deje de respirar. Deje de vivir. Ahora intento poner en marcha el reloj por... ¿por que contarlas? jajaja Sin embargo Santa Claus me trajo un regalo navideño, un pequeño milagro que ya creía olvidado entre mi caotica mente, me trajo las musas (no os volvais a ir, les suplico)
Así que, os pido perdón, os hablo con el corazón y os digo pero no puedo prometer no volver a dejaros. No por tanto tiempo. Intentar encauzar nuestras vidas es dificil, muy muy dificil ¿no creis? Hay que empezar, hay que aclararse y hay que ordenar. Yo empiezo por aqui... por vosotros. Por ese trozo de mi que había perdido entre el caos. Tardare en ordenarme, en reponerme y en situarme. Encontrar nuestro hogar no es facil, pero lo intentare. Lamento haberos dejado. Pero he vuelto. Así que...
Bienvenidos al Sueño Nunca Jamás. (otra vez)

PD: tras mi pequeña-gran reflexión, y disculpa, raro que hable tan directamente sobre mi (lo sé). Os pido paciencia, mirare vuestros blogs, no me he olvidado de vosotros. No podía. Mi proxima entrada, intentare subirla mañna o quien sabe quizas esta noche....Un beso enorme, la niña perdida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Desde hace mucho estoy condenada a una cárcel de palabras, en la que cada vez me hundo más. Mi alma tiene un precio, todo lo que soy son trocitos desperdigados, fragmentados, escondidos. Mis palabras se han convertido en los susurros de un pez sin lengua ¿los oyes?

Contacto

eldeseodenuncajamás@hotmail.com