"Un escritor nunca olvida la primera vez que acepta unas monedas o un elogio a cambio de una historia. Nunca olvida la primera vez que siente el dulce veneno de la vanidad en la sangre y cree que, si consigue que nadie descubra su falta de talento, el sueño de la literatura será capaz de poner techo sobre su cabeza, un plato caliente al final del día y lo que más anhela, su nombre impreso en un miserable pedazo de papel que seguramente vivirá más que él. Un escritor está condenado a recordar ese momento, porque para entonces ya está perdido y su alma tiene precio.”-Carlos Ruíz Zafón, El Juego del Ángel.

miércoles, 23 de enero de 2013

Una vieja historia ya contada.

Había una vez una clásica historia de amor, mejor dicho de desamor. De esas que todos de una forma u otra hemos vivido. Cuentan que una joven viajo a tierras lejanas y encontró a un principe desencantado, y tontamente se "enamoro". Todo el mundo sabe como siguen estas historias, blah blah blah, a la pobre chica le rompieron el corazón. Fin.
Pero, no os desilusioneis la joven era más fuerte de lo que parecía, había luchado contra dragones milenarios, guerreros oscuros y bosques enlaberintados durante su travesía. Por lo que un simple principe no iba a robarle el corazón y llevarselo tan facilmente, ella combatió por recuperarlo, aunque fuese roto ella quería su corazón. De este modo recupero su fragmentado corazón, pieza por pieza en una dura batalla para curar sus heridas. Colorín colorado este cuento se ha acabado... no cantemos victoria, este cuento solo acaba de empezar. La joven continuo su viaje, deteniendose en el camino, luchando, riendo y viviendo sin saber que estaría en su destino. A ciegas y con el corazón reparado continuo andando y andando.

PD: hola a todos, se que estuve mucho tiempo desaparecida pero como os dije intento volver a ser la de antes y volver a este pequeño mundo que me ayudasteis a crear. Solo espero que os este gustando este reinicio de este mundo... Un beso de la niña perdida. Os espero en Nunca Jamás.

1 comentario:

  1. oh! es precioso erika! me encanta que escribas... lo haces de maravilla...

    un beso enorme desde www.somestrangerswithsomememories.blogspot.com

    <3

    ResponderEliminar

Desde hace mucho estoy condenada a una cárcel de palabras, en la que cada vez me hundo más. Mi alma tiene un precio, todo lo que soy son trocitos desperdigados, fragmentados, escondidos. Mis palabras se han convertido en los susurros de un pez sin lengua ¿los oyes?

Contacto

eldeseodenuncajamás@hotmail.com