"Un escritor nunca olvida la primera vez que acepta unas monedas o un elogio a cambio de una historia. Nunca olvida la primera vez que siente el dulce veneno de la vanidad en la sangre y cree que, si consigue que nadie descubra su falta de talento, el sueño de la literatura será capaz de poner techo sobre su cabeza, un plato caliente al final del día y lo que más anhela, su nombre impreso en un miserable pedazo de papel que seguramente vivirá más que él. Un escritor está condenado a recordar ese momento, porque para entonces ya está perdido y su alma tiene precio.”-Carlos Ruíz Zafón, El Juego del Ángel.

jueves, 4 de diciembre de 2014

Desearía poder escuchar el canto de los pájaros en lugar de ruido.

Me siento. Intento... yo que se hacer algo. Pero los escucho. Los pájaros. ¿Vosotros no? Malditos pájaros. Me hacen perderme en ese lugar de mi mente que desvaría en la ficción, en mis pensamientos delirantes. Dicen que los locos no saben que están locos, que los que dicen que están locos no lo están porque bueno, porque se dan cuenta. No lo creo. Joder si escuchas putas voces sabes que muy cuerdo no estas. Yo no escucho voces. Pero oigo una, la mía. La oigo en dolbysoround retumbando por mi mente diciendo incoherencias, pensando como si mi vida fuese una guay película de Felini, como si mi vida fuese una situación en blanco y negro en la que la voz en off narra la historia de la sexy chica de ojos seductores que mira bajo el ala de su sombrero al atractivo pero maduro hombre de negocios. Asusta de forma llamativa y aterradora. Bueno y malo. Pero es mi decisión, yo elijo si quiero oír el ruido o el canto de los pájaros.

1 comentario:

  1. Lo importante es que escuches el mensaje que quieren enviarte, ya sean los pájaros o tu alma. El resto fluye solo.
    Un besito

    Miss Carrousel

    ResponderEliminar

Desde hace mucho estoy condenada a una cárcel de palabras, en la que cada vez me hundo más. Mi alma tiene un precio, todo lo que soy son trocitos desperdigados, fragmentados, escondidos. Mis palabras se han convertido en los susurros de un pez sin lengua ¿los oyes?

Contacto

eldeseodenuncajamás@hotmail.com