"Un escritor nunca olvida la primera vez que acepta unas monedas o un elogio a cambio de una historia. Nunca olvida la primera vez que siente el dulce veneno de la vanidad en la sangre y cree que, si consigue que nadie descubra su falta de talento, el sueño de la literatura será capaz de poner techo sobre su cabeza, un plato caliente al final del día y lo que más anhela, su nombre impreso en un miserable pedazo de papel que seguramente vivirá más que él. Un escritor está condenado a recordar ese momento, porque para entonces ya está perdido y su alma tiene precio.”-Carlos Ruíz Zafón, El Juego del Ángel.

miércoles, 27 de mayo de 2015

Ya es tarde hasta para soñar.

Eramos polos opuestos. Tú con tus sonrisas sinceras, yo con mi máscara. Tú con tu tranquilidad, yo con mi hiperactividad. Tú eras más de pop y yo de rock. Tú confiabas en la gente, yo tenía siempre un escudo. Tú con tu romanticismo y yo con mi frialdad. Tus palabras dulces contra mis ironías. Tú y tus circuitos, yo con mis células. Quería que nuestra historia fuese como esos preciosos cuentos de hadas. Quería uno tipo "the moon of my life" si friki lo sé, pero es así.... me hubiera gustado un: "ella era la chica del pelo alborotado" "él era el chico dulce" "ella era la luz" "él la ilusión." Lo que más deseaba era cualquiera de esas estupideces, y lo eran chorradas, cuentos e idioteces de una adolescente enamorada de dieciséis años. Ahora años después veo esa imagen y sonrió con cierta amargura. Un gran sentimiento agridulce. Por suerte mi sentimiento no se rompió, solo se apago lentamente. Era algo idílico que nunca paso de ahí.
Sin embargo sé que hubiera cambiado cualquier cosa, cualquiera, por un momento de saber que se sentía un tu y yo.
PD: esta entrada fue escrita hace un tiempo... no me sentía ¿preparada? para publicarla supongo. El tiempo ha pasado y el otro día me encontré con Peter por lo que creo que ahora quizás sea "el momento propicio". Espero que os guste. Un beso enorme, la niña perdida.

2 comentarios:

  1. Ser una persona fría y anhelar por por cosas tan cálidas..sé cómo se siente; me ha pasado, me pasa. Amo leer tus textos; es como hablar conmigo misma a veces jaja
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchaaas gracias, significa mucho que mi pequeño trocito de mente dispersa te guste :D
      PD: recuerda que las cosas, a veces, están mejor derretidas. Un beso.

      Eliminar

Desde hace mucho estoy condenada a una cárcel de palabras, en la que cada vez me hundo más. Mi alma tiene un precio, todo lo que soy son trocitos desperdigados, fragmentados, escondidos. Mis palabras se han convertido en los susurros de un pez sin lengua ¿los oyes?

Contacto

eldeseodenuncajamás@hotmail.com