"Un escritor nunca olvida la primera vez que acepta unas monedas o un elogio a cambio de una historia. Nunca olvida la primera vez que siente el dulce veneno de la vanidad en la sangre y cree que, si consigue que nadie descubra su falta de talento, el sueño de la literatura será capaz de poner techo sobre su cabeza, un plato caliente al final del día y lo que más anhela, su nombre impreso en un miserable pedazo de papel que seguramente vivirá más que él. Un escritor está condenado a recordar ese momento, porque para entonces ya está perdido y su alma tiene precio.”-Carlos Ruíz Zafón, El Juego del Ángel.

jueves, 31 de diciembre de 2015

El ding dong del reloj

Suena un reloj y marca el inicio y el final. Nos engañamos pues solo son escusas para decir esa maravillosa frase de "el año siguiente cambiaré" "el año siguiente será mejor" pero al final casi nunca cumplimos los propósitos propuestos... en mi opinión, cambias de año, pero es solo un día más, un día que como todos los demás debes celebrar y vivir al máximo. Lo bueno de este es que es una escusa, una escusa grandiosa para comer hasta ponerte gordo, para ver a la familia y para celebrar algo, últimamente se celebran pocas cosas en el mundo. Es una escusa para calzarte los tacones y el traje, quizás las dos y emborracharte hasta la mañana siguiente con tus mejores amigos. Es una escusa para vivir un día más. Así que es un día más, recuérdalo, no tienes que esperar a que llegue para cambiarlo todo, si quieres hacerlo, hazlo, cambia lo que quieras en cualquier momento, no esperes que suene la última campanada del reloj, no esperes que ella te bese cuando suene, hazlo tú, no esperes a proponerte dejar de fumar el día 2 o empezar a ir al gimnasio, ¿lo quieres? hazlo. No pongas mas escusas y vive la vida que quieres, no hace falta que una cuenta atrás y el sonido de un matasuegras nos diga que hacer. Así que agarra el vino o la sidra, ponte tus galas y escucha las batallitas del abuelo, los recuerdos de película de la abuela, a tu madre histérica porque falta comida mientras tu te sientes engullir como el pobre pavo que quizás estés comiendo, luego disfruta ese breve descanso con el botón desabrochado y el cansancio por cuerpo, pues falta el momento crucial, ese en que tu madre berrea que preparéis las uvas mientras tu padre se bebe el vinito con el abuelo y tu hermano, falta el instante de estar diez minutos delante del televisor escuchando eso que tantas veces has oído y sigues sin recordar, tensión, tensión. Luego empieza a sonar el ding dong, pero no, no es, ese no es el correcto, ese es rápido. Te pones más nervioso, no sabes que ese no es el que toca, nunca te acuerdas. Se ríen de ti. "Yo te aviso" dice tu madre con el temblor de manos. Luego un fuerte y claro, te comes las uvas a la velocidad del rayo, sintiendo que si no te atragantaste antes engullendo, lo harás sin duda ahora. Luego con los mofletes repletos das besos, suena la botella descorcharse y la alegría de "Feliz año" resonando en las cuatro paredes de casa. Es bonito. Es algo por lo que estar agradecido. Espero que lo estes, yo lo estoy. 
PD: Feliz y maravilloso día a todos vosotros, espero que tengáis una maravillosa noche y una resaca monumental mañana. Un beso enorme, la niña perdida.

4 comentarios:

  1. Feliz año nuevo, Erika :)

    El 31 de diciembre y el 1 de enero son días, cuanto menos, especiales. Aunque sea por diferentes motivos. Me gusta pensar que queremos mejorar como personas, y ese 1 es el día más 1 de todos, jajaja.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, feliz año espero que hayas tenido unas fiestas maravillosas y tengas un año aún mejor.
      Un beso

      Eliminar
  2. Sí, hay que estar agradecidos.
    ¡Feliz año! :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por más o por menos, pero es bueno recordarlo ¿no?
      Un beso, feliz año :D

      Eliminar

Desde hace mucho estoy condenada a una cárcel de palabras, en la que cada vez me hundo más. Mi alma tiene un precio, todo lo que soy son trocitos desperdigados, fragmentados, escondidos. Mis palabras se han convertido en los susurros de un pez sin lengua ¿los oyes?

Contacto

eldeseodenuncajamás@hotmail.com