"Un escritor nunca olvida la primera vez que acepta unas monedas o un elogio a cambio de una historia. Nunca olvida la primera vez que siente el dulce veneno de la vanidad en la sangre y cree que, si consigue que nadie descubra su falta de talento, el sueño de la literatura será capaz de poner techo sobre su cabeza, un plato caliente al final del día y lo que más anhela, su nombre impreso en un miserable pedazo de papel que seguramente vivirá más que él. Un escritor está condenado a recordar ese momento, porque para entonces ya está perdido y su alma tiene precio.”-Carlos Ruíz Zafón, El Juego del Ángel.

sábado, 31 de diciembre de 2016

En días como hoy, incluso tú crees que hay luz.

Hola amigo,
normalmente las fiestas apestan para mi, suelo llorar mucho y cabrearme aún más. Suelo mirarme en el espejo cinco veces más de lo normal para ver si el jodido turrón se me marca en la tripa, caderas o cara... suelo mirar a las familias ajenas con mucha muchísima envidia. Eso sí, me encantan los regalos, pero no te equivoques aunque amo recibirlos prefiero hacerlos.
Este año no me pegaron tan duro, no fue el balde de agua congelada que me heló cada célula y dejo insensible para las próximas semanas. Esta vez, increíblemente, pasaron rápido aunque estresada, con ciertos problemas y dolores con alguna lágrima. Sin embargo... lo considero progreso. Antes estaba puto jodida, ahora estoy algo molesta. ¿Ves amigo? Progreso. Avance y cicatrización.
Amigo quiero hablarte de cosas que aprendí este año. Aprendí a llorar de forma que te quedas tranquila, aprendí a pedir ayuda (más o menos) y lo más importante de todo aprendí a respirar. 
También quiero decirte que sé que la comida festiva te puede destruir. Eso es algo que aprendí hace tiempo, pero realmente me equivocaba, es tu mente, tu cabeza que distorsiona o valora demasiado lo que aparece en la jodida balanza y espejo.
Hoy te hablo para hacer esta pequeña recapitulación de que se puede mejorar, para saber que si yo puedo, joder... tu también. Te hablo porque hoy va a ser otro de esos días en que las familias se unen y comen hasta reventar, de esos que las mentes jodidas intentan aparentar que lo están menos y disfrutar como personas corrientes. De esos días en los que lo que hay en la mesa pesa más de lo normal, de los que el autocontrol puede fallarnos (y no importa), de esos en los que nos proponemos cientos de cosas para el año siguiente, para el día siguiente, diciendo esta vez será mejor. Sí, esa actitud positiva esta cojonudamente bien, pero amigo recuerda que solo es un día más, si quieres hacer algo, hazlo, no lo dudes, pero empieza hoy, hoy mismo.
Amigo te pido que hoy pases de tus demonios igual que yo intento pasar de los míos, los oigo pero los voy a ahogar en tanta música y risa estas noches como leve alcohol que hasta ellos disfrutarán de eso de la "navidad". Amigo te pido que cojas tus mejores galas y te envistas en ellas cual armadura, que te aferres a la tierra con los dos pies y bailes hasta que quieras desmayarte en el suelo, que rías hasta que la mandíbula te duela y brindes tantas veces que ni sepas porque brindas. 
Hoy amigo te deseo feliz navidad, feliz año y feliz vida.
Hoy amigo te pido y deseo eso... felicidad.
PD: está es la última entrada del año, creo que es el año que más entradas he escrito, aún así he perdido un poco de relación con mi teclado en la intimidad.... sin embargo en conclusión apartando del horror que el mundo ha llegado a ser (y por favor tenemos que cambiar), ha sido un buen año. Un buen año es algo que no suelo decir... algo que me alegra demasiado decir jaja Espero que vosotros también lo hayáis tenido, espero que consigamos todos un buen siguiente año y muchos más que le sigan. Espero que seáis felices. 
Un beso enorme y mil más, la niña perdida

martes, 27 de diciembre de 2016

Este regalo me lo quedo, gracias.

Conozco a un imbécil que me hace decirle te quiero y me obliga a sonreír sin saber como. Conozco a un tonto que me hace reír hasta que me duele la tripa, uno con el que no tengo que pretender ser lo que no soy.... uno que incluso quiere saber que es lo que escondo por preocupación.
Si, conozco a un chico dulce de ojos amables y cálidos que me abraza diciendo "todo saldrá bien". Es el mismo que me hace llorar, el mismo que me hace estar triste muchas veces y me enfada otras tantas.
Conozco a un hombre que me hizo del que me enamoré, el amor es agridulce. Lloras y ríes. Cantas y gritas. Huyes y abrazas. No es perfecto, no, pero es más de lo que necesito. Es eso que si pierdo temo perderme de nuevo, eso que me hace creer que aún perdiéndolo puedo seguir sola. ¿Mágico? ¿Jodidamente cursi? Tal vez, sin embargo no lo cambiaba por nada.
PD: aunque personalmente no soy fan de estas fiestas (leyendo viejas entradas lo sabréis), este año... por ahora, no me ha llegado la depresión navideña seguida de la serie de catastróficas desdichas consecuentes. Por lo que yeiii. Espero que vosotros esteis pasando unas buenas fiestas o al menos comiendo de p*** madre jaja.
Un beso enorme y Feliz Navidad, la niña perdida

jueves, 22 de diciembre de 2016

En días como hoy... puedo sonreír fácilmente.

piercing, boy, and Hot imageEl mundo es un lugar jodido en el que todo acaba desmoronándose, un sitio que los humanos hemos poblado y jodido hasta la destrucción que en un punto pasará al no retorno. Lo sé, por ello muchos días acabo deprimida y asqueada con la humanidad.... soy consciente.
Sin embargo hoy no, hoy a pesar de saber eso, a pesar de horrorizarme por la falta de humanidad, por la falta de respeto hacia la tierra y seres que habitan en ella. A pesar de que al coger el metro sentí miedo pues la noticias me infunden ese escalofrío persistente que no se va hasta que entro a mi casa, a pesar de ver como he perdido amigos, a pesar de sentirme sola casi cada momento del día... estoy contenta.
Hoy me levante pensando que el asco de mundo que hemos creado debe ser aprovechado, salvado, arreglado e incluso pensé que tiene posibilidades de solución. Aunque al levantarme ya se jodieron unas cuantas cosas no estuve triste no, no, me alegre de que ayer cene como una gordita y no sentí remordimiento, de que me reí como hacía mucho que no con unas personas brutales, me alegra saber que aunque llegan las fiestas que odio al menos las calles están bonitas (no por las luces contaminantes, que también), sino porque la gente parece preocuparse más por el mundo durante estos días. 
Sí, el mundo es un lugar jodido que esta desmoronándose por momentos, pero en días como hoy... creo que la esperanza es viable.

domingo, 18 de diciembre de 2016

No pienso subir el volumen.

Mi cabeza es una serie de catastróficos pensamientos, un caótico desastre que solo destruye y hiere, a sí misma y alrededor. Es un grito al vacío pidiendo auxilio.
Antes soñaba con salvarme, con intentar vivir con los problemas que tenía, no necesitaba arreglarme, no estaba rota... no mucho, solo algo jodida.
Sin embargo, le conocí, me jodió, me hizo confiar en él, me hizo que quisiera y creyera que podía depender de él (de una forma sana), me hizo creer que tenía a alguien para poder apoyarme... quizás sí fuera así. El problema radica en que él no sabe que hacer, no sabe como actuar y al final solo acabo peor.
No es culpa suya, es culpa mía por creer que el mundo podía entender mi jodida cabeza con gritos silenciosos.
El problema es que no quiero subir el volumen de mi voz.
¿Qué hago ahora? os preguntaréis, eso mismo me cuestiono yo....porque ahora solo quiero volver a destruir cada célula de mi cuerpo, causarme tanto daño que no sienta más, quiero presionar una y otra y otra vez el gran botón de mi autodestrucción hasta que no quede nada de mi. Nada que recomponer, solo la nada. Esa nada que tanto me aterra necesito que vuelva un momento para darme paz. 
No os equivoquéis, esto no es ningún tipo de pensamiento suicida o de desapego a la vida, no quiero morir, amo y adoro la vida. Por eso ahora la odio tanto por hacerme sufrir así.
Solo es una fase me digo, solo es un momento, solo es un gran bache que pasarás. Porque lo voy a pasar.

miércoles, 14 de diciembre de 2016

Un pequeño recordatorio para mi jodida yo.

Hoy caí en el abismo. Hoy caí de pleno... dolor, lágrimas, mis pensamientos demasiado rápidos y finalmente la destrucción.

jueves, 8 de diciembre de 2016

Es solo un poco más.

Te pintas intentando sentirte mejor, no es por un sentido físico, es por la diversión del acto, del mezclar colores y ver el resultado, de ver como tus ojos parecen más bonitos, tu cara algo más marcada y tus labios un poco más besables. No es un gran cambio pero es un traje que te infunde algo de confianza.
Es todo en pequeñas dosis, dosis que hacen que el día sea más llevadero, que las cosas quizás duelan menos puesto que no pueden atravesar tu fina máscara. Incluso puede que evites llorar a riesgo de joderte el maquillaje.
Es solo un poco de polvos aquí y allá, es un poco de valor entubado en un cepillito negro y en una bonita barra.
Y sino.... siempre te queda sonreír.

PD: con esta entrada no quiero decir que para ser bonita, para tener confianza o para sentirse como tal se necesite maquillaje, al contrario, nadie es perfecto y en nuestras imperfecciones destacaza la belleza. Uno puede brillar por sí mismo. Sin embargo con esto quería resaltar el poder del maquillaje, soy una fan de él... y en ciertos momentos ese pequeño valor envasado nos ayuda más que cualquier palmadita en la espalda.
Un beso enorme, la niña perdida.

martes, 6 de diciembre de 2016

Me equivoque

Hola amigo,
hoy vengo a hablarte para ayudarme a mi más que a ti, porque hoy tenía la imperiosa necesidad de recurrir a las palabras de mi teclado para sentirme otra vez yo.... porque ahora mismo no soy yo, solo soy ese manojo de sentimientos demasiado mezclados, de dolor demasiado latente y de ojos demasiado mojados. Ya sabes... he vuelto a ese demasiado que tanto conozco, ese que tu bien sabes y odias como yo.
Necesitaba simplemente hablar sin tapujos, sin necesidad de controlar mis lágrimas o de taparme la cara, necesitaba gritar y ser escuchada sin tener que hacerlo.
Vuelvo a caer en el abismo de la soledad, en esa adicción tan fácil y tan difícil que siempre me ayuda tanto como rompe. Quiero caer en mi vieja a amiga, cálida y fría que jamás me abandona. Mi querida y adorada soledad. Por ello, hoy recurro a ti.
Hola amigo, hoy te necesitaba, a ti detrás de la pantalla leyendo la desesperanza de esta niña perdida en el abismo. Me doy cuenta de que me pierdo constantemente, lo bueno o quizás no tanto, es que se volver... si vuelvo puedo perderme de nuevo... estos días pienso que quizás deba quedarme perdida para no volver a perderme. Creía haber mejorado, creía haber salido de esa mierda llamada depresión o lo que sea que tuviera.
Pero amigo.... como cientos de miles de veces, me equivoque.

PD: normalmente tras un tiempo reeleo mis entradas para revisar posibles fallos o aclararme la cabeza. Con esta sé que no es coherente o está perfectamente escrita, pero es una clara imagen de mi cabeza.
Besos, la niña perdida.

domingo, 27 de noviembre de 2016

¿Lo recuerdas?

Recuerdas aquel tiempo en el que te decían aquello de... ¿Qué quieres ser de mayor? Ese tiempo en el que contestabas feliz, con una sonrisa y la emoción de un niño aquello que vieras como tu sueño. 
El tiempo pasa.... pasa y pasa para todos....
Recuerdas entonces aquella época en la que las hormonas empezaban a actuar hasta llegar a su punto álgido, con los granos, el cuerpo raro que no termina de ser de niño ni de adulto, la voz rara y los pensamientos demasiado sentidos. Quizás incluso sigas en esa etapa, si es así, sé que es jodida pero... aprovéchala luego llegan cosas mejores pero también difíciles. En esa época debías tomar elecciones, debías decidir el camino hacia eso llamado futuro, a eso que igual era tu sueño, responsabilidades, cargas e inicio de realidad. 
El tiempo pasa... pasa y pasa para todos....
Recuerdas el momento en el que te diste cuenta del paso del tiempo, de la importancia de una elección o de no hacerla, del cansancio de un camino y los posibles arrepentimientos de otro. Es ahí cuando sientes la realidad, porque el tiempo lo que nos da es dosis gigantescas de realidad. Qué quieres ser se ha convertido en quien eres, que puedes  o vas hacer en tu futuro es un pensamiento que te quita el sueño por las noches, la distopía entre el quien soy y lo que querías ser te atosiga llegando al punto de la incoherencia y el dolor. Esto solo ocurre a veces, ocurre en eso... momentos, porque hay veces que tienes lo deseado, lo que soñaste, que eres quien pretendes ser aunque no sepas si siempre lo serás. Quizás eso sea lo que más preocupe ahora ¿no? Ese ¿soy lo que quiero? ¿seré lo que quiero?
El tiempo pasa.... pasa y pasa para todos....
Hasta que llega un punto en el que debes entender que ese tiempo solo debes vivirlo, no contarlo ni analizarlo.

lunes, 21 de noviembre de 2016

El amor es solo amor

El amor es solo amor, esta frase no es mía, creo haberla oído en alguna película o leído en algún libro, o quizás solo sea de esas cosas que se dicen.
Por ello hoy me pregunto.... si el amor es solo amor, porque la gente no entiende que cualquier clase de amor es eso... amor. Algo inevitable, doloroso, agradable, cálido, precioso y horrible de la misma manera. Sí esto es así, si esto es sabido y sentido por todo el mundo por qué hay gente en el mundo que aún cree que esta mal amar fuera de eso establecido como "normal", ya sea sexual, genérica o racialmente hablando. 
Debe haber algo mal en el mundo para creer que lo "normal" es lo normal, para sentir ese odio irracional hacia algo tan puro como el sentimiento primario más corriente del mundo.... el amor. Porque si alguien ha querido alguna vez debe saber que no hay nada jodidamente normal en querer a alguien, y si lo hay es el hecho de tener sentimientos, simplemente eso.

miércoles, 16 de noviembre de 2016

La inestabilidad de tener ovarios, supongo

Queridas hormonas no se si sois las que me estáis haciendo esto... pero sí es así por favor callaros de una vez, me voy a volver loca.
Atentamente el cuerpo que os crea.

lunes, 14 de noviembre de 2016

Una pesada pidiendo un favor a sus eternas amigas.

Si me preguntaras ahora mismo esa odiosa pregunta que mil veces te hacen y harán, ya sabes, ese "¿qué tal?" mi respuesta sería bien. No mentiría, realmente estoy bien, sin más, sin florituras, bien. Tengo un bajón puntual a ciertas horas del día, una amiga mía dice que es la luna que nos afecta. No estoy particularmente alegre, pero tampoco particularmente triste... quizás la respuesta correcta sería normal. Normal para mi forma de ser. La tristeza y alegría se unen en una perfecta maraña, en un yin y yang que se alternan para consumirse el uno al otro.
Hoy tuve momentos felices, me reí, me lo pase bien, pero sí que notaba ese... estoy pasando por el mundo como un mero espectador más que viviéndolo, ¿sabes?
Hoy tuve una recaída (más bien estoy al borde de tenerla) en mis hábitos destructivos, en ese he comido demasiado y me siento hinchada, en ese no me veo bien en el espejo, en ese no soy un factor importante en la vida de la gente.
Sin embargo la cuestión radica en que sé que esto solo es mi demonio hablando.
Te escucho maldito, te escucho alto y claro... pero me niego a dejarte vencer, me niego a volver atrás a llorar por mi autodestrucción. Me niego a volver a contemplar como me puedo matar lentamente, como acabo dándome asco a mi misma y como la vida se me escapa gracias a mis propios actos. No. Eso si que no.
Hace tiempo atrás tuve mis momentos más oscuros, no recuerdo que me salvo, no recuerdo porque para mi eso que llamo mi época oscura ha sido empañada con una densa bruma. Lo que recuerdo es que me empece a salvar con las palabras, volviendo a ellas cuando ya las tenía abandonas, así que hoy, como la pesada que soy, recurro a ellas de nuevo.... pidiéndoles que me salven de mi misma.

domingo, 13 de noviembre de 2016

Te entiendo


quote, invisible, and lonely image 
Hola amigo,
Hoy quiero decirte que te entiendo. Pensarás que es absurdo pues puedes vivir al otro lado del mundo o incluso el español no sea tu lengua materna pero aun así... te entiendo.
Quizás sea que todas las personas tristes de este mundo puedan verse reflejadas en otro, por ello no estas solo, estoy aquí, sé que es ahogarse en tu propia mente, sé lo que es no soportar tu reflejo y sé lo que es intentar fingir cada día que todo va bien hasta el punto de engañarte a ti mismo.
Amigo, lo sé. Pero por ello también sé que aunque recaigas, aunque te duela ser tu... hay días que ríes y lloras de felicidad, hay días que ser tu vale la pena más de lo imaginable. Aunque hay días que no puedes más y esperas que alguien lo note.... yo lo noto. Lo sé. Pero también sé que no necesitas a nadie más que a ti mismo para salir de esta. Por ello, lucha, inténtalo, el agujero negro no siempre es tan negro, no siempre es tan profundo y aún siéndolo tienes cuerda y fuerza para salir de él. 
Lo sé... no son patrañas de un ser bien mentalizado, solo debes leerme para saberlo, por ello si yo puedo, tú también.
Es difícil lo entiendo, pero puedes. Puedes hacerlo amigo mío.

lunes, 7 de noviembre de 2016

Cansada

Al final aunque las cosas cambien, hay algunas que se mantienen fijas con cimientos de acero, entre ellas están los problemas, entre esos problemas creo encontrarme incluso yo.
Entonces todo acaba igual.... conmigo, totalmente cansada...

sábado, 5 de noviembre de 2016

Un perdón no resuelto.

Hace tiempo atrás, no mucho, pero suficiente quizás.... la jodí... lo pague. La jodí como todo el maldito mundo en este planeta. El problema es que antes, ahora... y quizás siempre este pecado me sea recriminado y castigado. Hoy me di cuenta de eso, la cuestión radica en que dudo querer eso, dudo poder aguantarlo.... no lo merezco, lo pague, ya pague mis actos. Así que si no es así, lo lamento, pero no puedo ni pienso seguir siendo castigada hasta la eternidad.

domingo, 30 de octubre de 2016

Estoy asustada

Solía ser una niña que se aterraba de todo, arañas, payasos, serpientes, gente, oscuridad, ruidos, futuro, todo aquello que se te pase por la cabeza me hacía querer correr y esconderme tras las piernas de mi mamá.
Con el tiempo el miedo paso... paso y paso dejando solo indiferencia por el mundo. Había vivido cosas más terroríficas que cualquier susto, había tenido y sentido cosas más tenebrosas que cualquier monstruo. A lo único a lo que tenía miedo, a lo único que se suponía que tenía miedo era a mi misma. Mi mente... era es un horrible agujero del que no puedo escapar... nunca.
Sin embargo apareció algo que me aterraba casi más. Mi mente, mis pequeños diablos, mis monstruos son seres conocidos a los que incluso he llegado a tener cariño a veces, los puedo controlar, los puedo encerrar y los puedo intentar amar. ¿Esto? Esta cosa nueva es desconocida, es demasiado, es inverosímil para la persona que soy, yo no siento, no padezco, solo soy hielo ¿no? Parece ser que no, porque ahora sonrío y lloro, sueño y despierto (algo cursi, lo sé) con y por una persona. No es el centro de mi mundo no te equivoques, ni mucho menos. Pero si debo reconocer su importancia actual. Esa importancia que me hace volver a tener miedo. Miedo a perder algo.... alguien.
couple, love, and boy image

domingo, 16 de octubre de 2016

Un gran botón rojo

Soy propensa a la autodestrucción.... ¿lo sabías? tengo un enorme botón que en momentos de pánico o de cosas que no entiendo empiezo a apretar sin parar hasta que lo destruyo todo. Ojala pudiera destruir el puto botón también.

viernes, 14 de octubre de 2016

lunes, 10 de octubre de 2016

Décadas que se hacen cortas

Recuerdo tener quince años y costarme hablar y reír, sin pensar cuarenta veces que debía o no decir, por eso solía callar. Recuerdo ser pequeña, sentirme pequeña y sentir envidia de aquellos que no. Recuerdo creer ser menos que todo aquel que me rodeaba. Recuerdo el dolor. Seguramente todos nos hayamos sentido así alguna vez ¿no? 
No os equivoquéis, fui feliz, durante muchos momentos de esa enfermedad llamada adolescencia fui jodidamente feliz, todo gracias a unas personas que gracias a los dioses siguen en mi vida. Gracias a ellas ahora se que mis palabras no son absurdas, y que aún siéndolo pueden ser escuchadas sin prejuicios. Por ellas ahora no me siento tan pequeña ni tan asqueada con la vida. Gracias a ellas río hasta que me duele la tripa acabando tirada en el suelo.
Durante años y lo que es más de una década he estado con unas personas que jamás pude soñar y nunca podré olvidar, esas personas con las que te ves a los cincuenta, tu futuro "para siempre" no es un hombre o mujer a tu lado meciendo a los niños en el columpio, es unas risas alrededor de una buena comilona, unas cervezas, un vino y un Nestea frío junto a unas mujeres a las que no tienes que contarle tu vida, la han vivido contigo.
Sí, puede que discutamos y queramos matarnos a veces, muchas veces. Puede que nos llamemos pesadas o cansinas, me aburres hoy, o tonta. Sin embargo lo hacemos justo por eso, porque podemos, porque decirlo esta permitido, porque no significa nada más que demasiada confianza y mucho amor. Quizás ninguna termine de creer en eso del amor tras tanto corazón roto o tanta historia fallida, pero entre nosotras existe en mayúsculas y letras de neón. 
Sé que si me dejaran cambiaría miles de cosas en mi vida, pero a ellas jamás.

Hey...

... creo que te quiero, en plan amor....

jueves, 6 de octubre de 2016

Se busca casa que acepte monstruos

Mientras caminaba entre telas y consumismo, mientras evadía mi mente y mataba el tiempo leí una frase que me calentó el corazón "mi hogar esta donde esta mi monstruo".
¿Lo oyes amigo? ¿Lo lees querido amigo condenado? Esa tristeza que te aprieta el corazón, ese monstruo que acecha cada pensamientos y esas garras que te atraviesan la garganta pueden ser aplacadas.
Es una frase que unos miraran con cariño, quizás con terneza de "todos tenemos un pequeño monstruo". Tú que me lees quizás seas uno de esos, afortunado eres amigo. O tal vez entiendes lo que quiero decir... entiendes que el consuelo está en que existe un hogar en el que el monstruo puede vivir y existir.... un lugar en el que no quieres destruirlo y echarlo, sino acomodarlo.
Porque recuerda, el monstruo eres tú, tú eres el monstruo.

miércoles, 5 de octubre de 2016

No soy Superman

Hubo un tiempo en el que quise ser Superman, al menos pretendía serlo, creía que podría.... o más bien algo tipo "quizás pueda pretender el suficiente tiempo antes de que se den cuenta".
Ahora te preguntarás "¿darse cuenta? ¿de qué?", a lo que yo te respondería con un suspiro y la mirada derrotada "de mi mentira".
Yo no soy Superman, no soy ningún héroe, no soy un gran hombre en mallas que pueda salvar a nadie... alguien que ni siquiera puede salvarse a si misma no puede salvar a nadie ¿no? Sin embargo lo creía, aún a veces lo sigo creyendo. Sin embargo hoy me doy cuenta de que me cansé de fingir que llevo esas mallas y que soy más fuerte que el mundo. No las tengo. No lo soy. Lloro, grito y me rompo como cualquiera.
Quería ser su Superman.... quería salvarle.... quería ser algo para él.... quería que él supiera que no estaba solo. Yo lo había estado, sabia lo que era estar en su lugar, perdido y destruido sin ser capaz de levantarse, por lo que intente hacerlo. Aunque ahora no puedo, aunque ya no sé si incluso no quiero. Me agote de exponerme a la kriptonita y de que Lex Lutor me torturara.  Esas mallas invisibles pesan demasiado muchas veces.
No soy Superman, pero hubo un tiempo que lo fui. La pregunta es ¿puedo volver a serlo? ¿puedo volver a hacerlo?

lunes, 3 de octubre de 2016

El hombre perdido en una canción folk

Querida B,
Cuando era pequeño temía los fantasmas, estaba aterrado de ellos. Soñaba que por la noche aparecían y me llevaban a su mundo de oscuridad, cría verlos en las sombras, pensaba que eran terribles. Lo son. Lo eres. Mi querida B... te convertiste en un fantasma al que no veo solo de noche, al que veo en cada esquina, en cada respiración, en cada chica rubia que aparece en mi vida, no puedo volver a tomar café sin recordar como agitabas la negrura absoluta con algo de canela. Recuerdo y recuerdo intentando olvidar, mientras intento recordar más. Eres la tortura de mi vida. ¿Como se puede echar tanto de menos? ¿Como puedes sentir que te falta el corazón y los pulmones? ¿Como puedo andar si mis pies están atrapados en cemento? Querría que estuvieras aquí para responder a todo ello, aunque fuera imposible te creería si lo dijeras... siempre conseguías que tuviera esperanza.
Ahora el armario es más grande, la casa no huele a horrible incienso y no suena folk todo el día retumbando las paredes. Ahora hay menos risas. Ahora hay un espacio vacío en la cama, duermo en el sofá. La niña me pregunta por qué... le digo que tengo miedo de los fantasmas. Ella pone su manita en mi cara diciendo "está bien".
Querida B te quiero, te amaré eternamente... solo me gustaría poder olvidarte a veces.
Atentamente, el hombre perdido.

martes, 27 de septiembre de 2016

La desconexión de la sinapsis.


Hay un momento en el que mi cerebro pasa de la tristeza y el dolor a la pesadez y cansancio, lo que viene después de eso es la indiferencia... después la nada. Conozco el protocolo, suelo pararlo, ahora no puedo quiero.

lunes, 26 de septiembre de 2016

Aquí tiene mi CV, mi tiempo y mis sueños.

Si fueses a una entrevista de trabajo ¿qué pondría en tu currículum? ¿qué le dirías al entrevistador cuando te pregunte eso de "tienes experiencia"? ¿cómo irías vestido? ¿cómo actuarías? ¿qué tan medidas estarían tus palabras? ¿cuantos idiomas hablas? ¿tienes pensado tener hijos? ¿has hecho voluntariado? ¿y prácticas?. Hoy por hoy todas estas preguntas casi la mayoría de la población las contestaría igual.
Tengo una o dos carreras, con un máster de especialización en la grandeza de "X" que hice durante dos años en la universidad del país "Z" (puesto que prácticamente en el mío los másteres solo los puedo pagar trabajando sin dormir y me valen para lo mismo de lo que estoy trabajando).
He estado trabajando desde el segundo año de carrera en un pequeño lugar que se dedica a "T". En tal y tal sitio, sé manejar todas las herramientas y tengo gran habilidad en "Y".
Llevaría un traje con un atuendo más o menos formal según mi profesión (seas hombre o mujer). Si soy chica tendría que ponerme maquillaje y ser algo sugerente (porque así es el mundo, sino serías frígida y poco accesible. Rechazada). Si eres chico bien peinado y de barba cuidada.
Debería ser divertido pero prudente, debería ser cordial pero no pelota, debería ser extrovertido pero no cargante, debería ser relajado pero no pasota, debería ser perfeccionista pero no obsesivo, debería ser apasionado pero no intenso.
Debería pensar cada palabra pero no en exceso puesto que sonaran predeterminadas y falsas. Debo ser poco formal mientras mantengo la línea de la total educación.
¿Idiomas? Tres y camino de cuatro, deberías contestar. El propio y mínimo dos extras "¿sino que estás haciendo con tu vida? Por favor....".
¿Hijos? No claro que no, solo me quiero centrar en mi carrera por el momento.
¿Voluntariado? Por supuesto, de aquí hasta África pasando por todos los lugares necesitados de... de...."S, G y A".
¿Las prácticas? Claro, ¿como no iba a hacerlas? es básico, llevo siendo un esclavo, digo.... mano de obra gratuita desde que aprendí la necesidad de la palabra "experiencia" en un curriculum y en mi propia necesidad de aprendizaje (todos sabemos que la universidad no sirve para tanto, es una puerta y unas ventanas, no la solución).
 A pero falta la más importante... como ha podido olvidárseme. A la pregunta: ¿A quien conoces aquí?". ¿Qué dirías? Ten cuidado en responderla, es clave, es la base del éxito hoy en día. No es ni la puerta, ni la ventana, es el camino dorado con rosas y campanas que te llevará al lugar deseado. 
Sin embargo quizás levante la vista de tu CV y se rasque la barbilla pensando. Te mire a los ojos y puede que sí o no vea algo. Quizás quiera darte esa oportunidad o quizás solo quiera irse a tomar el segundo café del día. Pero aún así si es bueno te lo preguntará.... "¿Por qué quiere dedicarse a esto?" "¿Por qué debemos contratarle a usted?". Aquí tu empezarás a sudar. Lo anterior era fácil, un guion bien conocido, pero  ahora ahora es tu corazón martilleando.
"Porque es mi sueño desde que tengo 3 años..., porque es lo que siempre quise hacer, porque he currado como un cabrón para poder tener esta oportunidad, porque necesito el dinero, porque sé que esto es lo que tengo que hacer el resto de mi vida"  "Pues porque puedo aportar esto esto y esto..."
La cuestión ahora es que todas estas respuestas son las "correctas", las "adecuadas". Sin embargo hay algo erróneo en que estas pequeñas mentiras de guión sean correctos, por ello a lo mejor no son las que debes dar... o igual sí.... ¿quien sabe? Por ahora mi clave es seguir estudiando y trabajando (gratis) para conseguir eso que una vez llame sueño.

miércoles, 21 de septiembre de 2016

Aquí.

Aquí estoy otra vez, bañada en lágrimas y falta de respiración.
Aquí estoy de nuevo... deseando huir, escapar y no mirar atrás.
Aquí estoy.... intentando parar el dolor. Intentando callar voces y pensamientos.
Aquí estoy.... queriendo mantenerme en pie y no volver a caer... estoy intentando estar, intentando ser.

domingo, 18 de septiembre de 2016

martes, 13 de septiembre de 2016

Todo va a ir bien.

Hola amigo, 
Seguramente si lees esto ya me conoces, te hablo para decirte que a pesar de la tristeza que suelo sentir, del dolor que me persigue, de los ataques de pánico que me asaltan e impiden respirar... todo eso que quizás hayas leído, a pesar de ello... soy feliz. No siempre. No se puede ¿no? Pero tengo felicidad.
Amigo la vida puede ser una mierda y demasiado dura muchas veces, puede perseguirte mientras te dice "no eres suficiente", no la escuches... pues es solo tu propia voz torturándote, es tu voz comparándote con el resto del mundo. Eso es un error, eso es algo que no debería hacer. Tú eres tú, tú eres único, aún con tus problemas, tus "estoy jodido" y tus ·esta mierda es demasiado para seguir·... quizás tengas problemas amigo mio, pero tu no eres tus problemas. Tú solo eres tú, y eso es más que suficiente.
Has escuchado las torturas que atraviesa mi cabeza, sin embargo hay salida, te hablo para demostrártelo, para decírtelo en caso de creer estar totalmente condenado. Es para hablar con alguien que igual está tan perdido como yo, quizás incluso más.
Sea como sea...hola amigo.

Un deja vu nada agradable

Yo rompí su corazón el día que la deje, lo sé, el problema es que ella ya tenía un caótico y destruido corazón desde hacía mucho tiempo. Sally Morgan tenía una mente endeble y poco equilibrada que se sostenía por fuerza de voluntad, valor y latidos constantes. Lo sabía, pero tenía esperanza en que yo no significase tanto en ese equilibrio, que al igual que yo creía poder vivir sin ella, -ella siempre mucho más lista que yo-, supiese con la certeza que a mi me faltaba que un estúpido como yo era innecesario. Me equivoque. Nos necesitábamos, joder... la necesitaba. El 21 de junio de mis veinticuatro años rompí el corazón de Sally Morgan. El 19 de julio de mis veinticuatro años Sally Morgan rompió el mío.
Recibí la llamada de una Nina firme y fuerte. "Mi abuela llora cuando ve una mariquita en una flor, pero cuando el abuelo tuvo un ataque al corazón aguantó las lágrimas hasta que él despertó y la llamo amor." me dijo Sally una vez. Al oír aquel tono en su voz supe que algo andaba mal.
-Danny.-dijo seriamente. No había emoción más que la calma.-Sally está en el hospital.-escuché llantos detrás... creí reconocer la vocecilla de America y la tristeza de Babi.-se ha intentado suicidar.-Nina carecía de emociones, era una roca fría y dura que hablaba con la firmeza de un general. "Es real" pensé "Suena igual que ella" visualice a Sally con su mirada vacía intentando mantenerse en pie aún sintiendo que está a punto de caer.-la vieron tirarse al mar, después de que no saliese en demasiado tiempo.-dijo arrastrando las palabras. "Demasiado tiempo" escuche repetirse en eco en mi mente.- fueron a por ella.-no podía hablar.-¿Danny estás ahí?
-Sí.-dije con un nudo en la garganta, con una voz apagada y rasposa.
-¿Lo entiendes?
-Aja.-susurre. "No no lo entiendo. ¿Qué cojones has hecho Sally?"-¿Como está?
-Está en coma.-dijo con un poco más de cansancio, mientras escuchaba intensificarse el llanto detrás de ella.-dicen que no saben cuando despertará. Está en manos de su cerebro y del jodido Dios.-río.
-Iré ahora mismo.
En ese momento llego la culpa. Sé que ella no lo hizo para hacerme daño, ni siquiera me culpaba, lo sé. El problema es que al irme abrí la caja de sus demonios... los liberé a todos... lo hice mal. La deje. La abandone. Esa es la verdad. No hay escusas. No hay argumentos de defensa. No hay alegato que me exculpe. La deje. Sola. Ella era mi novia, pero también mi amiga. Ella confiaba en mi, creía en mi... veía algo en mi que nadie había hecho. No entendía esa parte de ella, ¿a quien engaño? no la entiendo. Dudo que jamás pueda hacerlo.

martes, 6 de septiembre de 2016

Queridas bestias

Hola queridos, hacía un tiempo que no hablábamos ¿no? habíamos tenido que ponernos de acuerdo para arreglar ciertas cosas. Agradezco la tregua. Pero ahora... ¿qué hacemos? esta vez no puedo callaros, sé que no debo, porqué tengo que recordar que sois parte de mi... sé que a veces lo que algunos decís tiene sentido... 
¿Tenéis miedo verdad? yo también, quizás por eso me refugio en vosotros. O quizás solo este huyendo otra vez. Sea lo que sea no soy capaz de encontrar la solución por ahora. Igual podéis ayudarme... quizás esta conversación sea una idea magnífica o un terrible terrible error.

PD: está imagen de la pelirosa y mis demonios me ha recordado esa historia que tanto amaba y deje de escribir debido a... mi necesidad de no dejar terminadas ciertas cosas supongo (problemas para otro día), todo ello unido a mi gran bloqueo. La adoraba así que quiero retomarla. 
Un beso enorme, la niña p

domingo, 4 de septiembre de 2016

La aterradora realidad de un pezón, sí, he dicho pezón.

La delgada línea que existe en este mundo entre lo sugerente, lo sexual y lo vulgar es prácticamente inexistente.
Hoy por hoy si me gusta ponerme unos pantalones demasiado cortos soy una guarra, no es que tenga calor; si llevo un escote demasiado pronunciado voy provocando, no es que quiera sentirme atractiva; si no quiero ponerme sujetador soy una desvergonzada, no es porque sea malditamente incomodo. En realidad da igual que justificación utilice, da igual que diga... la sociedad así lo dice, hombres y mujeres. Todos. Miran. Critican. Opinan y murmuran diciendo qué debemos vestir y como.
Entiendo la diferencia entre lo vulgar e irrespetuoso, no hablo de ir a un colegio enseñando un cachete de las nalgas, no hablo de ir a un funeral con las tetas al aire o de entrar a una iglesia, templo, o sinagoga (no importa la religión) con los hombros y el estómago descubiertos. Lo entiendo. Es simple educación. No lo hace una mujer, al igual que no lo hace un hombre. Eso lo entiendo.
Lo que no comprendo, lo que no me entra en la cabeza es por qué me educan temiendo ponerme un escote que enseñe algo-demasiado de pecho. Por qué si paso delante de un grupo de hombres con una falda y la tripa al descubierto me encojo e intento tapar. Por qué al salir de noche tengo que vestirme pensando que volveré sola a casa y que mi atuendo puede ser peligroso. ¡¿Qué mi ropa es peligrosa?! Ese pensamiento sí que debería ser una locura fuera de lugar.
Lo que no entiendo es por qué me educan a mi a pensar de esta forma, por qué el mundo hace que yo piense pensemos de esta forma.... en lugar de que un hombre me vea y no pueda aguantarse sus putos "impulsos" (no meto a todos en esta categoría no os equivoquéis, pero los tíos que no se hayan pasado mirando a una chica y la hayan hecho sentir un poco incomoda aún sin querer... son pocos).
Por qué me dicen que debo ponerme un sujetador desde el momento que me salen los pechos, una cosa incomoda, que hace que me duela la espalda, que me apriete todo y que encima se ve fatal con ciertas prendas de ropa.... por qué tengo que ir incomoda porque no enseñan a la gente a apreciar un pezón a través de la ropa igual que a un biceps marcado. No, en lugar de eso le temen a los pezones, son tabú, aterran y ponen cachondo o incomoda a la gente... manda narices, como si no todos los tuviéramos. Si a mi me pone el culo de un tío, el escote de una chica o la sonrisa brillante de la persona que se sienta delante de mi en la biblio no me lanzó sobre ella como un puma o la miro de forma lasciva, sonreiré e igual le digo a mi amiga por el whats app lo bueno que está el chico esta mientras me pongo nerviosa. Y ya. Lo normal vamos... Por lo que si no quiero ponerme un sujetador no me lo tengo que poner, si quiero lo hago, si quiero un bralett de estos monísimos pues también. Si quiero llevar unos shorts que enseñan media nalga o un vestido maxi que no enseña casi cuerpo lo hago. No debería tener ninguna restricción (casi ninguna, ya hemos comentado lo de "el momento y lugar").
Digo esto porque estoy cansada, estoy cansada del dolor de espalda, de las miradas al salir de casa como si mi ropa fuera inapropiada con cuarenta jodidos grados a la sombra (hablo de hombres, mujeres, señoras y señores, lo abarco todo aquí). Digo esto porque no entiendo que clase de mundo estamos construyendo en que la restricción empieza por nuestros cuerpos y termina por nuestras palabras (este tema lo debato otro día). Mi cuerpo es sensual de por sí, ¿por qué digo esto? porque tengo culo y tetas. ¡Ofensa! no te atrevas a enseñarlo... ¿pues sabéis que?... que me cansé...
PD: esta es mi opinión, solo quería expresarla, compartirla y entretener a la par que informar de una opinión que puede ser igual o distinta a la tuya. 
También aclarar que la la foto es de internet (una chica guapa y supersexi encontrada en tumblr)
Un beso enorme, la niña perdida.

jueves, 1 de septiembre de 2016

miércoles, 31 de agosto de 2016

Ese momento en el que el comportamiento irracional es normal.

Lloras, ríes, te enfadas, cantas, bailas y después solo quieres ver películas tristes abrazada a una manta ¿te suena? seguro que sí.
El proceso es este: te levantas y sientes que bueno tu mente esta en una ecatombe a punto del apocalipsis, no entiendes por qué.
Quieres llorar, quieres reír, te duele el estómago, la cabeza. Te ves divina, te ves gorda a los cuatro segundos siguientes y vuelves a querer llorar. El cielo parece demasiado brillante y la gente demasiado todo mientras tu estas... ¿apagada? quizás solo hinchada y cansada.
Tu madre te había dicho eso de: "serás mujer", la gente te aplaudió y tu flipaste sin entenderlo. Sigues sin hacerlo. La belleza de ser mujer lo llaman... llamadme loca pero por mi que se lo queden eh.
Así el mundo se convirtió en algo distinto. Ahora en los días venideros te gastas dinero que no quieres en cosas que de verdad necesitas, te preocupabas por que puedes y que no puedes ponerte, te entran ataques de estrés ante más de dos días tardíos de tu enemigo, o maldices cada célula de tu cuerpo al mirar en el calendario tus vacaciones (sabes de lo que hablo). Las hormonas viven en montaña rusa desde el querer ser abrazada, besada y .... a ni siquiera ser tocada por un palo por alguien por el que sientes un mínimo de atracción.
"Mala hostia, cabreo, bipolar, irascible" te lo han dicho todo a estas alturas mientras tú les miras con cara de asco y sigues. Ellos, porque sí son ellos, se toman todo esto a escusas... a "debilidad". Más de una vez habrás dicho lo de "querría verte yo así" mientras sientes tu cuerpo pegarte desde dentro como si nada (dejo esto para tema de debate para otro día).
Por qué si, bienvenida a ser mujer. Es preciosamente jodido, así que si te duele el estómago coge el agua caliente amiga porque el viaje será movidito.

lunes, 29 de agosto de 2016

Shelter


Entonces crees haber encontrado un lugar fijo o algo así. Sin embargo, esa sensación es tan desconocida, tan antigua, tan extraña que sientes que estas perdida.

jueves, 25 de agosto de 2016

Kaboom

Me he pasado cientos de noches, días, dejémoslo en horas... viendo, leyendo, escribiendo historias de amor. Comedias románticas estúpidas en las que la chica y el chico son amigos luego se conocen y kaboom surge el amor. Eso llamado querer.
¿Quién no quiere que su vida sea como una película? Esa historia lenta, divertida, triste con drama pero que al final al final siempre tiene un final feliz (bueno casi siempre).
En la realidad soy solitaria, pesimista y bueno... quizás ¿fría? Por ello cuando siento ese llamémoslo calor de las historias... estoy jodida pues no se actuar, pues me resulta inverosimil y aterrador.
Entonces pasa.... lo destruyo todo, porque eso es lo que hago yo, destruir.
No quiero seguir haciendo las cosas explotar.

martes, 23 de agosto de 2016

El pánico vuelve

glasses, eyes, and freckles image
Fui perdonada, fui absuelta y creía que eso era lo que quería, es lo que quiero.... creo que  soy feliz. Sin embargo a pesar de todo, sigo sintiendo el pánico.
Pensaba que se había detenido, que después de todo el miedo había quedado relegado, que había sido "destruido" y sustituido. Me equivoque. Sigue, el miedo sigue atosigándome, no es solo por el lobo que ahora ha ganado más hueco en mi corazón, no es por los pecados, no es por el miedo al adiós del chico de las sonrisas, no es miedo al futuro, no es miedo a mi misma.... o igual sí.
Quizás sea el miedo a todo eso lo que me ahoga y me hace pensar cosas que no debo.

martes, 16 de agosto de 2016

Asco

Hay noches que me he levantado sudando y con un nudo en la garganta de las ganas de gritar, las pesadillas podían conmigo...
Hay días que he vivido sintiendo que mi cuerpo era repugnante, que no era yo, que necesitaba un respiro de mi misma....
Cientos de veces he mirado el espejo y apartado la mirada de la imagen, la he mirado con odio, la he mirado con lastima.... miles de veces me he aferrado al dolor para no sentir, millones he conseguido sobrellevar el no quererme ¿como voy a hacerlo? no hay nada que querer.
Sin embargo podía llevarlo, podía soportarlo porque algunos días o momentos había un rayo de esperanza, un momento de negación a la mierda que mi cabeza pensaba. 
Hoy los gritos no salen y el nudo me esta asfixiando, hoy solo lloro sin parar, hoy solo intento atravesar el día respiración a respiración.... hoy no puedo mirar al espejo sin querer vomitar. En mi vida había sentido cientos de cosas por lo que soy, hoy no puedo manejarlo más allá de la resignación, el asco que me tengo, la repugnancia que mi persona me produce me torturan casi tanto como el dolor que he causado.
cry image

lunes, 15 de agosto de 2016

El cansancio del arrepentimiento.

shower, water, and grunge image
No puedo dormir. No tengo hambre. Estoy cansada. Me duelen los ojos y me pesa el cuerpo. Quiero seguir llorando, pero ya no tengo lágrimas. Quiero gritar, pero no tengo derecho.
Me siento mal, me siento horriblemente mal, quiero recuperar eso que perdí.... eso que eche a perder, eso que rompí. He arreglado cosas peores... ¿no? Nunca debí hacer aquello, el arrepentimiento es de los peores sentimientos de este mundo, lo había sentido y me prometí no tenerlo de nuevo... en parte por eso hice lo que hice, supongo,... me equivoque. Como otras tantas veces me equivoque. Ahora debo aguantar el dolor, la pesadez y el cansancio, me lo merezco, es mi penitencia y castigo.
Mastique y escupí mi orgullo, tire cada puta barrera... si así recupero lo perdido me da igual, quizás después me quede más vacía, más triste, aún más cansada y dolida... espero y rezo a cada dios conocido que no, que las cosas se arreglen ¿pueden?
No sé que hacer. No sé como seguir... solo se que esto me lo merezco y aunque este cansada y abatida... aunque este rota y no me queden casi fuerzas debo seguir.

domingo, 14 de agosto de 2016

Lo siento.

couple, love, and black and white image
La jodí.
Le temía al lobo de ojos azules y tranquilos, estaba asustada del humano de dulces acciones y sinceros pensamientos... temía que me mordiera, que me hiciera daño... al final fui yo. Al final el daño nos lo cause yo con un brutal mordisco que no para de sangrar.
Puedo decir que en la vida la he cagado grande y pequeño, pero la de hoy, la de aquel día... fue big time, fue la cagada monumental de la que ojalá pudiera retractarme. Dadme un reloj mágico. Dejadme mis zapatos rojos para volver atrás.
Traición... arrepentimiento.... lo siento todo ahora mismo. Soy una mala persona. Así me siento. 
Estaba agobiada, perdida, estaba.... demasiado, esa palabra define mucho lo que pasa por mi mente. No logro entender, solo sentir.... solo hundirme y no poder parar. Demasiado.
En aquel momento todo era demasiado, jodidamente demasiado. Hoy, parece poco en comparación. Duele demasiado, esto de ahora, la pérdida que espero recuperar es demasiado. Duele. Lloro y lloro sin poder parar, es mi culpa. Es mi jodida y gran culpa. Pánico, ansiedad, miedo.... ese miedo atroz de quedarte sin respiración, ese dolor que quema y que no puedes parar. Solo quiero gritar. Solo quiero llorar. Solo quiero abrazar al lobo y que me de un beso, eso sería suficiente... sería un paso. 
Ahora me arrodillaría y suplicaría, sacaría las cajas y las abriría todas, todo lo que esta perdido, escondido y guardado. Todo lo que me aterra es del lobo si lo quiere, si con ello me perdona... me arriesgo a darle todo y que luego se de la vuelta.  
¿Qué hago sino? No me queda otra que intentarlo. No me queda otra que aferrarme a los últimos resquicios de la esperanza. 

sábado, 13 de agosto de 2016

Decisiones y otra serie de catastróficas (des)dichas.

couple, love, and kiss image
Decisiones, compromiso, relación, acuerdo.... deber... para mi todo suena igual... ataduras, restricción, limitación.... demasiado.
Antes era fácil, era tan simple como evitarlo ¿no? solo debía evitar cualquier cosa que me proporcionase cualquiera de estas sensaciones y sería libre. Libre. Sin embargo esa es la palabra es la que termina condenándome más que cualquier otra. El deseo de libertad, el ansia de independencia y falta de ataduras acaba convirtiéndome en una esclava de "ser libre" limitándome otras cosas.
El problema, el cual me cuesta entender... más bien aceptar, es que no puedes tenerlo todo en esta vida, no al menos si implica a más gente, porque en ese momento amigo mío entran sus deseos, sus sentimientos, sus decisiones, todo aquello sobre lo cual tu no tienes ninguna influencia más que la aceptación o negación. Ahí radica mi problema. Ahí radica mi situación.
Es una elección ¿como siempre no? el problema es que esta vez no solo me implica a mi, esta vez estoy jodida. Esta vez estoy perdida ante el miedo y el desconocimiento.
Pero eso no siempre es malo ¿no? debo recordarlo.... a veces los mejores momentos vienen precedidos de un autentico pánico.
Estoy al borde del ataque de pánico. Desesperada por la respuesta correcta.... la cuestión ¿hay respuesta correcta?

martes, 26 de julio de 2016

Una extraña adicción.


Tengo una adicción por las historias de amor... creo en él, pero no para mi. No sé si soy capaz de sentirlo, capaz de ser correspondida....
hoy me he terminado de dar cuenta de mi adicción a las historias de amor, da igual tristes o felices (las prefiero dramáticas pero con final feliz) y no he podido evitar preguntarme el por qué de mi adicción. Y creo que la respuesta radica en que el ser una persona incapaz de sentir casi nada permitirse sentir algo adoro sentir a través de historias ajenas.

domingo, 10 de julio de 2016

Si paso la línea caigo, no quiero caer

Estás al borde del desastre, pides ayuda, escasa... pero es más de lo que sueles hacer. Es demasiado casi. Sin embargo sabes que estas ahí, al borde del puto abismo, y aún así a pesar de que tus gritos y susurros la ayuda no aparece. Solo te queda aguantar en la línea, evitar caer e intentar ordenarte mientras tanto. Caer no es una opción, aún si debes aferrarte con las uñas, los dientes o la última pizca de ser que te quede... no caerás. ¿Me oyes? No vas a pasar esa línea. No otra vez.

miércoles, 6 de julio de 2016

El mar que ahoga mi mente.

Lo he dicho cientos de veces y empiezo a ser repetitiva. Quizás mis palabras ayuden a alguien, o quizás solo sea yo intentando arreglarme con parches de palabras. Es lo que mejor funciona para mi, las palabras. La mente se turba, no ves, no entiendes que sientes porque es demasiado, la tristeza te nubla el juicio, te agua los ojos y hace hiperventilar. Solo ves en un color, da igual cual, pero solo es uno cambiando rápidamente en tu mente como en un ataque epiléptico, no tienes control alguno, solo puedes intentar no ahogarte. Mis ataques de pánico, mis depresiones, mis "mi mente esta jodida hasta el punto del no retorno" son como eso... como estar nadando a mar abierto´y darte cuenta que estas demasiado lejos de la orilla, intentas tocar el suelo y te das cuenta que puedes ahogarte. Las opciones son el pánico o la calma, con el pánico, contigo haciendo movimientos bruscos solo consigues atraer a las bestias del mar y cansarte demasiado para volver a la orilla, para seguir nadando, para incluso respirar, te ahogas. Sin embargo la clave es la calma en el miedo, la tranquilidad que enmascara el miedo te salva, te hace poder nadar, te hace sobrevivir. Me aferró a ello cuando lloro, cuando me ahogo y cuando no puedo respirar, cuando el ataque epiléptico de sentimientos de mierda invade mi mente pretendiendo que me ahogue. Lo hago, me sumerjo durante segundos, minutos, a veces horas e incluso días... pero hay un instante de lucidez en el que recupero la calma, lo busco como el que intenta mantenerse a flote. ¿Tiene sentido? Espero que sí.

lunes, 4 de julio de 2016

Reír y cantar.

La noche es húmeda, corre una tenue brisa con olor a mar mientras escucho mis sandalias contra las piedras al andar. Estas cuestas son definitivamente mortales, subimos y subimos mientras nos tiran los glúteos y pantorrillas. Una de mis amigas jadea. Yo maldigo. Nos miramos rezando que el poco maquillaje que llevábamos no se haya corrido y que las gotas que humedecen nuestra piel sea el agua del ambiente y no el sudor. Escuchamos la música de un garito y entramos a bailar. Mojito por aquí, mojito por allá. Un cigarrito por un lado, el humo por otro con la música rebotando en todos lados. Bailamos hasta que nos duelen los pies y el sudor llena nuestro cuerpo, hasta que queremos agua en lugar de alcohol para hidratarnos, hasta el punto de sentarnos a hablar y mirar las caras que llevamos una semana mirando. Reímos, cantamos y reíamos otra vez. Eso debería ser la vida. Para siempre. Un bucle infinito de reír y cantar, el mundo sería un lugar mejor desde luego.
Dicen que la vida son momentos y personas, pues yo estos momentos y personas no los cambiaba por nada.

martes, 28 de junio de 2016

No necesito nada pero por favor.... desaparece.

Hablo y hablo del demonio, hablo y hablo y lo alimento. Lo ignoró y me atosiga, me impide respirar, me aprieta la garganta mientras se ríe mirandome a los ojos. Cierro los ojos pero me susurra al oído, me tapo los oídos y me aprieta más fuerte. Escucho al demonio, siento al demonio, él soy yo. Él jamás se irá. Le temo, le odio, es mi enfermedad. Suplico y suplico que pare, le rezo a Dios porque pueda ser libre... pero Dios parece desaparecido. Estoy condenada a una cárcel que yo misma cree. Solo quiero paz. Hace mucho que no tengo paz, hace mucho que no siento nada más que dolor y miedo, angustia y tristeza, sufrimiento, pánico, estancada y jodida. Sin embargo hay algo que me asusta más que sentir este horror de nuevo, lo que más me asusta es que llegue a darse el punto de nuevo en el que no sea capaz de sentir nada. Por ello....
solo quiero.... solo quiero.... solo quiero que esto acabe.
girl, smile, and cigarette image

miércoles, 22 de junio de 2016

Intentando aprender a respirar

Me duele respirar, como muchas noches... estoy cansada de la falta de aire, de no poder respirar.

martes, 14 de junio de 2016

La voz que condena a mi reflejo.

Mi cabeza es de esas que ve un problema más grande del que el mundo ve. Esas que ve un problema donde no lo hay. Soy de esa gente que de una forma u otra acaba haciéndose daño, no tiene porque ser físico pero... lo hago. Hace años escuchaba una voz en el mundo que decía que me sobraban kilos, uno, dos... quince... cada voz decía una cosa. Al final solo podía escuchar una, la de mi cabeza, rebotando, gruñiendome, gritándome "para", susurrándome el horror que era mi cuerpo cada vez que me miraba al espejo, cada vez que los vaqueros me quedaban algo apretados o que la camiseta parecía haber encogido en la lavadora. Deje de mirarme al espejo, deje de comprarme ropa, deje de mirar quien era. Erradique el problema, en mi época oscura, la oscura de verdad, la estúpida...hice eso... cosas estúpidas, no sirvió. No sirvió porque no había un problema real. Jamás las hagas! No son la solución, no, no hay un problema real, y mi "solución" solo lo empeoró todo. Pero después encontré unas viejas zapatillas en el armario, con ellas conseguí que el mundo y la voz callaran. No hay nada más sano que el chute de endorfinas y tus músculos calientes de tanto correr. No llegue a ser el palo que soñaba ser, no llegue a ser eso que sale en internet o televisión, pero te juro que jamás me había sentido tan bien. No había nada malo, el problema solo estaba en mi cabeza, estoy jodida ¿recuerdas? Por lo que solo necesite un poco de tonificación mental para arreglarlo. Sin embargo hace tiempo las tengo abandonadas y las voces vuelven cuando veo mi reflejo, cuando los vaqueros aprietan más de lo debido... miro  a mis viejas amigas, esas que una vez me ayudaron, y espero que lo vuelvan a hacer...
PD: esta no es una entrada para que la gente se sienta mal con su cuerpo. NO. Es lo contrario, es para que aquellas que quizás no esten comodas sepan que pues eso... no están solas ¿no? quizás encuentren consuelo en saber que alguien las entiende. Y quizás es mi forma de desahogarme (shh). Sin embargo esas zapatillas son mi forma de sentirme mejor, pero siempre, siempre de forma sana. Jamás tendre una talla 32, no la quiero, jamás llegare ni siquiera a una 36 jajaja pero vamos que lo único que yo quiero es sentirme cómoda. Pero enserio, sana, siempre sano porque tu cuerpo es lo más valioso que tienes. Si tienes un par de kilos de más o un par de kilos de menos pero tu cuerpo está perfectamente sano (lo recalco tanto porque es jodidamente improtante) está bien. Estas bien.
Un beso enorme, la niña perdida.

lunes, 6 de junio de 2016

Los condenados de la era moderna

La reclusión de aquel que te tira el día pegado a una pantalla, a unos folios, a letras y diagramas... la reclusión por el "futuro", por eso que el mundo a impuesto como único método de calificación válido. Te ves sumido en ese monte de apuntes, de palabras que desconoces pero debes entender y que sino siempre puedes memorizar como la mejor de las grabadoras. Esa soy yo. Ese seguramente seas tu. Condenados a la falta de tiempo, al café, al estrés y a los ojos rojos por motivos nada pecaminosos y más cansados que cualquier resaca. Este es el momento ¿no? mostrar tu inteligencia dicen, mostrar tus conocimientos... en mi opinión hay algo mal en un sistema que solo te deja una batalla en la guerra del momento, un sistema que nos crea en cadena como el mejor de los productos. ¿Tu singularidad? ¿Tu "vales más que lo que plasmas en un papel que quizás no se adapte a tu razonamiento"? lo siento amigo, pero eso no es lo que quiere el sistema, eso es lo que te quita, es lo que aplaca y destruye. Pero bueno... esta es solo la opinión de un soldado cansado y determinado por algunos como "tonto". Al menos eso es lo que dice el sistema ¿no? Y todos sabemos que el sistema se equivoca ¿verdad?
book, goals, and calendar image
PD: Suerte a todos en vuestros exámenes. Una batalla perdida no es perder la guerra. Podéis ganarla, lo sé.
Para la reflexión: Benjamin Franlkin dijo ·dime y lo olvido enséñame y lo recuerdo involúcrame y lo aprendo.".
Un beso enorme, la niña perdida.

jueves, 2 de junio de 2016

Demasiado

Ayuda. No es fácil pedir ayuda ¿verdad? No al menos para esas personas acostumbradas a llevarlo todo por dentro, a cargar demasiado y a llorar en silencio. Pides ayuda cuando todo desborda, cuando duele hasta el punto de la asfixia... cuando es tarde. Cuando ya estas roto en mil pedazos o cuando ya no queda nadie para oírte, para sostenerte. Estoy cansada de que sea tarde... si lo supiera, si tuviera la fórmula lo haría, gritaría a los cielos las palabras que necesito decir pero que se quedan atoradas en mis ojos y garganta. Lo intento, lo juro... pero no puedo. Es... demasiado. Todo es demasiado.

martes, 31 de mayo de 2016

Hola amigo

girl, black and white, and long hair image
Hola amigo.
Mi nombre ya lo conoces, mi mente la has oído desvariar cientos de veces, me has dejado desahogarme cuando ni siquiera sabía que lo necesitaba, ahora vuelvo a ti pues me siento perdida otra vez... hacía mucho que no lloraba de la forma que he llorado, creo que habían pasado años... pero en aquel momento fue como si todo el dolor acumulado saliera, llore durante horas (no exagero), solloce, grite y suplique como una niña pequeña, como la niña perdida que jamás dejaré de ser. Acabe tirada en el suelo agotada, derrotada con los ojos rojos e hinchados, la cara ardiendo, la garganta seca y rasposa y un vacío en el pecho. Al final no podía llorar más. Después de la necesaria soledad, después de romperme hasta los cimientos.... al final solo quería que apareciera alguien me sujetase mientras intentaba no terminar de romperme. Acabe sola. Acabe secándome las lágrimas y respirando tres veces. Acabe con una llamada de teléfono de una gran persona preocupada y unos mensajes animados de otra adorable que hicieron que volviera a tocar tierra. Hicieron que el suelo dejara de temblar y la vista emborronarse. Hicieron que pudiera respirar. 
Amigo, la clave es respirar... da igual si son grandes o pequeñas. Mientras respires, sigues. Ando aquí pidiéndote que escuches lo que me da miedo repetir. Estoy aquí esperando que quizás lo entiendas y quizás tú sepas respirar... y si no, al menos lo intentes ¿vale? 
Amigo ¿estás ahí verdad? de verdad que lo espero, no sé si sería capaz de aguantar seguir perdiendo.

sábado, 28 de mayo de 2016

La quinta sinfonía se apago

Aún recuerdo el primer día que estuvo junto a mi, era la cosa más dulce y esponjosa que hubiera visto nunca. Sin embargo el dolor no radica ahí, el dolor radica en verlo crecer, en crecer junto a él, en todos esos años de lágrimas, de risas y de gruñiditos. De llamar a un ser que venía a ti como si fueras la octava maravilla del mundo.
Hoy entro a casa y todo me pesa. He recogido todas sus cosas, una vida entera reducida a un par de bolsas... no, una vida resumida en todos los recuerdos de mi cabeza que me hacen llorar, hoy lloro y río a la vez viejo amigo, pero no estas para consolarme, no estas para mirarme con esos ojazos tuyos hasta que deje de llorar, no estas para lamerme las heridas y darme calor por las noches. No, no estas y duele como hacía mucho que algo no dolía. Algunos dirán que es una soberana estupidez querer tanto a un perro, pero para mi era el mejor amigo que pude tener, era mi hermano, mi hijo y mi padre, era esa adorable bola de pelo que corría desesperado por alcanzarme con la lengua afuera mientras sus orejitas rebotaban. Era el que me dio tantos dolores de cabeza pero tantísimos momentos buenos que apenas recuerdo un día en mi casa que él no estuviera. Jamás necesite un héroe, el era más que suficiente. Ahora me pesan las paredes, hoy todo es triste... pasará, lo sé, es tiempo, el tiempo convierte los recuerdos que duelen en simples picores que rodean la felicidad. Pero hoy duele y quema, hoy me hace temblar y no poder respirar, hoy querría decirle te quiero una última vez mientras lo estrecho entre mis brazos como el peluche que siempre fue.
Hoy entre las lágrimas que bañan mi teclado y mis mejillas, hoy mientras intento respirar de nuevo te doy otra vez las gracias bolita, hoy te agradezco cada segundo de tu vida que me diste, te quiero pequeño, lo haré hasta el día en que me muera, de eso estoy segura. Algún día si el universo es bueno te encuentre. Sin embargo hoy solo puedo terminar secándome las lágrimas y suplicar que mis palabras te llegue, "te quiero nene".
Hasta siempre B.

lunes, 16 de mayo de 2016

Rendirse a la tentación significa perderlo todo.


La tentación es grande... esa de dejar la vida ¿sabes? Pero piénsalo, al menos así lo veo yo, la vida es algo demasiado valioso, demasiado importante para dejarlo ir, que me lo arrebaten, que me lo quiten de mis manos frías al punto de la falta de existencia, pero yo luche, yo moriré sabiendo que luche, que intente vivir y que joder que si lo hice, porque es mía, es mía, es mi vida, mi sufrimiento enorme y gigántico pero es algo demasiado valioso para tirarlo, para destruirlo.

Contacto

eldeseodenuncajamás@hotmail.com