"Un escritor nunca olvida la primera vez que acepta unas monedas o un elogio a cambio de una historia. Nunca olvida la primera vez que siente el dulce veneno de la vanidad en la sangre y cree que, si consigue que nadie descubra su falta de talento, el sueño de la literatura será capaz de poner techo sobre su cabeza, un plato caliente al final del día y lo que más anhela, su nombre impreso en un miserable pedazo de papel que seguramente vivirá más que él. Un escritor está condenado a recordar ese momento, porque para entonces ya está perdido y su alma tiene precio.”-Carlos Ruíz Zafón, El Juego del Ángel.

domingo, 21 de febrero de 2016

Quizás tú también hayas estado allí.

Nací en un sitio donde el miedo podría ser considerado patrimonio nacional. Crecías consciente del terror y la maldad, crecías siendo precavido.Crecí en un sitio que como en todas partes el poder dominaba lo demás.
Crecí en un sitio tan bello y hermoso que lo anterior casi parecía dar igual, donde el dolor podría ser sustituido por gente chillona, comida deliciosa, bailes divertidos y colores que escapaban la comprensión de tu mente.
Huí del sitio al que llamaba hogar... me equivoque, hay veces que no importa cuan bello y grandioso sea un sitio, no importa lo maravilloso que sea o pueda llegar a ser... hay gente determinada a destruirlo. Hay gente malvada que se apodera de aquello que no le pertenece y convierte en algo "suyo". Convierten el miedo en más miedo, en pánico, en terror... en dolor. Lo que esa gente no entiende es que también se equivocan... no es suyo, se les acaba escapando de las mano y pierden el control.
Quizás sepas de lo que estoy hablando, quizás conozcas este sitio o uno igual... espero que sí y a la vez espero que no.
butterfly, soldier, and war image

3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Hola de nuevo niña perdida... te acuerdas de mí? eres uno de los pocos blogs a los que seguía que aún sigue en activo, publicando cada poco tiempo, aquí parece que ya todas se han marchado. Me alegra leerte y comprobar que sigues haciéndolo a las mil maravillas, sigue escribiendo pequeña. :)

    Espero que estés bien te mando un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mad, claro que me acuerdo, eras-eres uno de mis blogs favoritos aunque pase el tiempo aquí sigue mi fanatismo por ti jajaja
      Tus palabras me hacen sentir condenadamente bien, no todas se marchan solo que están un poco perdidas... un poco como yo, pero aquí sigo escribiendo mis desvarios.
      Muchas, muchísimas gracias.
      Grandes besos enormes, la niña perdida.

      Eliminar

Desde hace mucho estoy condenada a una cárcel de palabras, en la que cada vez me hundo más. Mi alma tiene un precio, todo lo que soy son trocitos desperdigados, fragmentados, escondidos. Mis palabras se han convertido en los susurros de un pez sin lengua ¿los oyes?

Contacto

eldeseodenuncajamás@hotmail.com