"Un escritor nunca olvida la primera vez que acepta unas monedas o un elogio a cambio de una historia. Nunca olvida la primera vez que siente el dulce veneno de la vanidad en la sangre y cree que, si consigue que nadie descubra su falta de talento, el sueño de la literatura será capaz de poner techo sobre su cabeza, un plato caliente al final del día y lo que más anhela, su nombre impreso en un miserable pedazo de papel que seguramente vivirá más que él. Un escritor está condenado a recordar ese momento, porque para entonces ya está perdido y su alma tiene precio.”-Carlos Ruíz Zafón, El Juego del Ángel.

miércoles, 13 de abril de 2016

Eres peor que la gravedad.

Mis ojos tienen una especie de imán hacia ti, es como.. es como la gravedad. Me atraes inevitablemente, por mucho que me separe de ti, siempre acabo volviendo, aunque no quiera, aunque intente evitarlo, siempre acabo encontrándote, siempre acabo mirándote. No quiero. Quiero dejarte atrás, que te conviertas en un recuerdo, en uno más-aunque tu nunca serás uno más-estoy cansada de sentir un dolor en el pecho cuando me doy cuenta de que es imposible, he intentado olvidarte, una y otra vez. Pero como decía Einstein "Locura es repetir siempre la misma acción esperando un resultado distinto" así que tal vez me haya vuelto loca, aunque quizás sea simplemente estúpida.
love, couple, and girl image
PD: Hace tiempo escribí esto a un chico, Mr. Whatever, ¿lo mejor? no estoy del todo segura que fuera para él y no para Peter. Pero aquí estoy subiéndola, no porque crea que es una entrada maravillosa o que crea haber escrito de forma increíble, es más no la subí porque no me convencía pero lo hago porque si ese gran amor que tuve, si eso que describen mis palabras paso, porque joder que si pasó hace tiempo atrás, si pudo inspirar mi desesperación y locura, quería subirlo acompañado de esta explicación para que os aquellos que podáis estar o hayáis estado en ese estado de locura sepáis que hay salida. Siempre la hay o eso dicen, en mi caso paso. En mi caso llego al punto de ni recordar con seguridad si esas palabras eran para él. Aún hoy le recuerdo, aún hoy hay veces que jode, aún hoy hay veces que los "y sí" el "quizás" me matan, aún hoy cuando le miro... un cachito duele y cierta parte de mi recuerda cosas que no debe. Pero pasa. Pasa. Olvidas. Dejas de sentir y queda como eso... un recuerdo.
Un beso enorme y mil mas, la niña perdida. 

2 comentarios:

  1. Hermoso texto, por suerte o por desgracia todo acaba en recuerdos y tendemos a olvidar, si no olvidaramos nos volveríamos locos? (más aún) puede ser...

    He leído tu entrada anterior, increíble, espero que ese demonio no te la juegue demasiado.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Hay amores que nunca se olvidan pase el tiempo que pase, lo superamos y seguimos con nuestra vida pero siempre seguirá ahí aunque no se manifieste. Es un texto muy bonito.
    Te he encontrado de casualidad pero me quedo por aquí, si no es mucha molestia te pediría que visitases mi blog http://lost-edelweiss.blogspot.com.es/
    Un besito.

    ResponderEliminar

Desde hace mucho estoy condenada a una cárcel de palabras, en la que cada vez me hundo más. Mi alma tiene un precio, todo lo que soy son trocitos desperdigados, fragmentados, escondidos. Mis palabras se han convertido en los susurros de un pez sin lengua ¿los oyes?

Contacto

eldeseodenuncajamás@hotmail.com