"Un escritor nunca olvida la primera vez que acepta unas monedas o un elogio a cambio de una historia. Nunca olvida la primera vez que siente el dulce veneno de la vanidad en la sangre y cree que, si consigue que nadie descubra su falta de talento, el sueño de la literatura será capaz de poner techo sobre su cabeza, un plato caliente al final del día y lo que más anhela, su nombre impreso en un miserable pedazo de papel que seguramente vivirá más que él. Un escritor está condenado a recordar ese momento, porque para entonces ya está perdido y su alma tiene precio.”-Carlos Ruíz Zafón, El Juego del Ángel.

domingo, 27 de noviembre de 2016

¿Lo recuerdas?

Recuerdas aquel tiempo en el que te decían aquello de... ¿Qué quieres ser de mayor? Ese tiempo en el que contestabas feliz, con una sonrisa y la emoción de un niño aquello que vieras como tu sueño. 
El tiempo pasa.... pasa y pasa para todos....
Recuerdas entonces aquella época en la que las hormonas empezaban a actuar hasta llegar a su punto álgido, con los granos, el cuerpo raro que no termina de ser de niño ni de adulto, la voz rara y los pensamientos demasiado sentidos. Quizás incluso sigas en esa etapa, si es así, sé que es jodida pero... aprovéchala luego llegan cosas mejores pero también difíciles. En esa época debías tomar elecciones, debías decidir el camino hacia eso llamado futuro, a eso que igual era tu sueño, responsabilidades, cargas e inicio de realidad. 
El tiempo pasa... pasa y pasa para todos....
Recuerdas el momento en el que te diste cuenta del paso del tiempo, de la importancia de una elección o de no hacerla, del cansancio de un camino y los posibles arrepentimientos de otro. Es ahí cuando sientes la realidad, porque el tiempo lo que nos da es dosis gigantescas de realidad. Qué quieres ser se ha convertido en quien eres, que puedes  o vas hacer en tu futuro es un pensamiento que te quita el sueño por las noches, la distopía entre el quien soy y lo que querías ser te atosiga llegando al punto de la incoherencia y el dolor. Esto solo ocurre a veces, ocurre en eso... momentos, porque hay veces que tienes lo deseado, lo que soñaste, que eres quien pretendes ser aunque no sepas si siempre lo serás. Quizás eso sea lo que más preocupe ahora ¿no? Ese ¿soy lo que quiero? ¿seré lo que quiero?
El tiempo pasa.... pasa y pasa para todos....
Hasta que llega un punto en el que debes entender que ese tiempo solo debes vivirlo, no contarlo ni analizarlo.

lunes, 21 de noviembre de 2016

El amor es solo amor

El amor es solo amor, esta frase no es mía, creo haberla oído en alguna película o leído en algún libro, o quizás solo sea de esas cosas que se dicen.
Por ello hoy me pregunto.... si el amor es solo amor, porque la gente no entiende que cualquier clase de amor es eso... amor. Algo inevitable, doloroso, agradable, cálido, precioso y horrible de la misma manera. Sí esto es así, si esto es sabido y sentido por todo el mundo por qué hay gente en el mundo que aún cree que esta mal amar fuera de eso establecido como "normal", ya sea sexual, genérica o racialmente hablando. 
Debe haber algo mal en el mundo para creer que lo "normal" es lo normal, para sentir ese odio irracional hacia algo tan puro como el sentimiento primario más corriente del mundo.... el amor. Porque si alguien ha querido alguna vez debe saber que no hay nada jodidamente normal en querer a alguien, y si lo hay es el hecho de tener sentimientos, simplemente eso.

miércoles, 16 de noviembre de 2016

La inestabilidad de tener ovarios, supongo

Queridas hormonas no se si sois las que me estáis haciendo esto... pero sí es así por favor callaros de una vez, me voy a volver loca.
Atentamente el cuerpo que os crea.

lunes, 14 de noviembre de 2016

Una pesada pidiendo un favor a sus eternas amigas.

Si me preguntaras ahora mismo esa odiosa pregunta que mil veces te hacen y harán, ya sabes, ese "¿qué tal?" mi respuesta sería bien. No mentiría, realmente estoy bien, sin más, sin florituras, bien. Tengo un bajón puntual a ciertas horas del día, una amiga mía dice que es la luna que nos afecta. No estoy particularmente alegre, pero tampoco particularmente triste... quizás la respuesta correcta sería normal. Normal para mi forma de ser. La tristeza y alegría se unen en una perfecta maraña, en un yin y yang que se alternan para consumirse el uno al otro.
Hoy tuve momentos felices, me reí, me lo pase bien, pero sí que notaba ese... estoy pasando por el mundo como un mero espectador más que viviéndolo, ¿sabes?
Hoy tuve una recaída (más bien estoy al borde de tenerla) en mis hábitos destructivos, en ese he comido demasiado y me siento hinchada, en ese no me veo bien en el espejo, en ese no soy un factor importante en la vida de la gente.
Sin embargo la cuestión radica en que sé que esto solo es mi demonio hablando.
Te escucho maldito, te escucho alto y claro... pero me niego a dejarte vencer, me niego a volver atrás a llorar por mi autodestrucción. Me niego a volver a contemplar como me puedo matar lentamente, como acabo dándome asco a mi misma y como la vida se me escapa gracias a mis propios actos. No. Eso si que no.
Hace tiempo atrás tuve mis momentos más oscuros, no recuerdo que me salvo, no recuerdo porque para mi eso que llamo mi época oscura ha sido empañada con una densa bruma. Lo que recuerdo es que me empece a salvar con las palabras, volviendo a ellas cuando ya las tenía abandonas, así que hoy, como la pesada que soy, recurro a ellas de nuevo.... pidiéndoles que me salven de mi misma.

domingo, 13 de noviembre de 2016

Te entiendo


quote, invisible, and lonely image 
Hola amigo,
Hoy quiero decirte que te entiendo. Pensarás que es absurdo pues puedes vivir al otro lado del mundo o incluso el español no sea tu lengua materna pero aun así... te entiendo.
Quizás sea que todas las personas tristes de este mundo puedan verse reflejadas en otro, por ello no estas solo, estoy aquí, sé que es ahogarse en tu propia mente, sé lo que es no soportar tu reflejo y sé lo que es intentar fingir cada día que todo va bien hasta el punto de engañarte a ti mismo.
Amigo, lo sé. Pero por ello también sé que aunque recaigas, aunque te duela ser tu... hay días que ríes y lloras de felicidad, hay días que ser tu vale la pena más de lo imaginable. Aunque hay días que no puedes más y esperas que alguien lo note.... yo lo noto. Lo sé. Pero también sé que no necesitas a nadie más que a ti mismo para salir de esta. Por ello, lucha, inténtalo, el agujero negro no siempre es tan negro, no siempre es tan profundo y aún siéndolo tienes cuerda y fuerza para salir de él. 
Lo sé... no son patrañas de un ser bien mentalizado, solo debes leerme para saberlo, por ello si yo puedo, tú también.
Es difícil lo entiendo, pero puedes. Puedes hacerlo amigo mío.

lunes, 7 de noviembre de 2016

Cansada

Al final aunque las cosas cambien, hay algunas que se mantienen fijas con cimientos de acero, entre ellas están los problemas, entre esos problemas creo encontrarme incluso yo.
Entonces todo acaba igual.... conmigo, totalmente cansada...

sábado, 5 de noviembre de 2016

Un perdón no resuelto.

Hace tiempo atrás, no mucho, pero suficiente quizás.... la jodí... lo pague. La jodí como todo el maldito mundo en este planeta. El problema es que antes, ahora... y quizás siempre este pecado me sea recriminado y castigado. Hoy me di cuenta de eso, la cuestión radica en que dudo querer eso, dudo poder aguantarlo.... no lo merezco, lo pague, ya pague mis actos. Así que si no es así, lo lamento, pero no puedo ni pienso seguir siendo castigada hasta la eternidad.

Contacto

eldeseodenuncajamás@hotmail.com