"Un escritor nunca olvida la primera vez que acepta unas monedas o un elogio a cambio de una historia. Nunca olvida la primera vez que siente el dulce veneno de la vanidad en la sangre y cree que, si consigue que nadie descubra su falta de talento, el sueño de la literatura será capaz de poner techo sobre su cabeza, un plato caliente al final del día y lo que más anhela, su nombre impreso en un miserable pedazo de papel que seguramente vivirá más que él. Un escritor está condenado a recordar ese momento, porque para entonces ya está perdido y su alma tiene precio.”-Carlos Ruíz Zafón, El Juego del Ángel.

jueves, 8 de diciembre de 2016

Es solo un poco más.

Te pintas intentando sentirte mejor, no es por un sentido físico, es por la diversión del acto, del mezclar colores y ver el resultado, de ver como tus ojos parecen más bonitos, tu cara algo más marcada y tus labios un poco más besables. No es un gran cambio pero es un traje que te infunde algo de confianza.
Es todo en pequeñas dosis, dosis que hacen que el día sea más llevadero, que las cosas quizás duelan menos puesto que no pueden atravesar tu fina máscara. Incluso puede que evites llorar a riesgo de joderte el maquillaje.
Es solo un poco de polvos aquí y allá, es un poco de valor entubado en un cepillito negro y en una bonita barra.
Y sino.... siempre te queda sonreír.

PD: con esta entrada no quiero decir que para ser bonita, para tener confianza o para sentirse como tal se necesite maquillaje, al contrario, nadie es perfecto y en nuestras imperfecciones destacaza la belleza. Uno puede brillar por sí mismo. Sin embargo con esto quería resaltar el poder del maquillaje, soy una fan de él... y en ciertos momentos ese pequeño valor envasado nos ayuda más que cualquier palmadita en la espalda.
Un beso enorme, la niña perdida.

2 comentarios:

  1. Sin duda me encanta el poder que tiene el maquillaje sobre mi, me da un subido de autoestima cada vez que lo hago antes de salir por la puerta de mi casa...
    Además, me encanta maquillarme, probar cosas nuevas, y pasarme el día viendo tutoriales de maquillaje podría considerarse mi hobbie xd

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Justo, acaba siendo casi una mini adicción pero siempre sana jajaja
      Un beso enorme y un abrazo, la niña perdida.

      Eliminar

Desde hace mucho estoy condenada a una cárcel de palabras, en la que cada vez me hundo más. Mi alma tiene un precio, todo lo que soy son trocitos desperdigados, fragmentados, escondidos. Mis palabras se han convertido en los susurros de un pez sin lengua ¿los oyes?

Contacto

eldeseodenuncajamás@hotmail.com