"Un escritor nunca olvida la primera vez que acepta unas monedas o un elogio a cambio de una historia. Nunca olvida la primera vez que siente el dulce veneno de la vanidad en la sangre y cree que, si consigue que nadie descubra su falta de talento, el sueño de la literatura será capaz de poner techo sobre su cabeza, un plato caliente al final del día y lo que más anhela, su nombre impreso en un miserable pedazo de papel que seguramente vivirá más que él. Un escritor está condenado a recordar ese momento, porque para entonces ya está perdido y su alma tiene precio.”-Carlos Ruíz Zafón, El Juego del Ángel.

martes, 27 de diciembre de 2016

Este regalo me lo quedo, gracias.

Conozco a un imbécil que me hace decirle te quiero y me obliga a sonreír sin saber como. Conozco a un tonto que me hace reír hasta que me duele la tripa, uno con el que no tengo que pretender ser lo que no soy.... uno que incluso quiere saber que es lo que escondo por preocupación.
Si, conozco a un chico dulce de ojos amables y cálidos que me abraza diciendo "todo saldrá bien". Es el mismo que me hace llorar, el mismo que me hace estar triste muchas veces y me enfada otras tantas.
Conozco a un hombre que me hizo del que me enamoré, el amor es agridulce. Lloras y ríes. Cantas y gritas. Huyes y abrazas. No es perfecto, no, pero es más de lo que necesito. Es eso que si pierdo temo perderme de nuevo, eso que me hace creer que aún perdiéndolo puedo seguir sola. ¿Mágico? ¿Jodidamente cursi? Tal vez, sin embargo no lo cambiaba por nada.
PD: aunque personalmente no soy fan de estas fiestas (leyendo viejas entradas lo sabréis), este año... por ahora, no me ha llegado la depresión navideña seguida de la serie de catastróficas desdichas consecuentes. Por lo que yeiii. Espero que vosotros esteis pasando unas buenas fiestas o al menos comiendo de p*** madre jaja.
Un beso enorme y Feliz Navidad, la niña perdida

2 comentarios:

  1. Me alegra mucho que ésta época no te haya pegado duro como las anteriores. Debo admitir que me siento extrañamente igual, porque no fueron días tan malos como lo esperaba.
    En fin, dejame decirte que aunque por momentos lo quieras matar.. sos muy afortunada de tener a alguien a quien amar. Te deseo lo mejor.
    Un beso linda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás estamos madurando o ojalá el mundo mejorando... jajaa
      Muchas gracias, tus palabras realmente significan mucho.
      Felices fiestas y espero que esas cargas pesadas que llevas en tu cabeza no lo sean. Un beso enorme y mil más, la niña perdida

      Eliminar

Desde hace mucho estoy condenada a una cárcel de palabras, en la que cada vez me hundo más. Mi alma tiene un precio, todo lo que soy son trocitos desperdigados, fragmentados, escondidos. Mis palabras se han convertido en los susurros de un pez sin lengua ¿los oyes?

Contacto

eldeseodenuncajamás@hotmail.com