"Un escritor nunca olvida la primera vez que acepta unas monedas o un elogio a cambio de una historia. Nunca olvida la primera vez que siente el dulce veneno de la vanidad en la sangre y cree que, si consigue que nadie descubra su falta de talento, el sueño de la literatura será capaz de poner techo sobre su cabeza, un plato caliente al final del día y lo que más anhela, su nombre impreso en un miserable pedazo de papel que seguramente vivirá más que él. Un escritor está condenado a recordar ese momento, porque para entonces ya está perdido y su alma tiene precio.”-Carlos Ruíz Zafón, El Juego del Ángel.

lunes, 27 de febrero de 2017

Tatakai

Hoy el cuerpo me pesaba, abrí los ojos y sentía la tristeza en cada poro de mi piel....
hoy era de esos días en los que levantarse de la cama resulta lo más difícil del día, en los que sientes que no puedes hacerlo, que tu cuerpo no es tuyo y solo necesitas volver a cerrar los ojos y despertar de nuevo.
Era uno de esos días en los que no sabes como actuar pues estas más perdido que de costumbre.
Tus músculos se sienten dormidos, parece que no controlas bien el movimiento de tu cuerpo, tu corazón tiene un nudo y tu garganta esta rasposa. Es como un mal resfriado del que sabes que ni la mejor inyección te curará.
En días como hoy solo me quedan dos opciones...
rendirme a la desesperación que supone sentirme así y dejarme consumir por dramático que suene....
o luchar, será difícil y el peso de mi propia mente intentará destrozarme, cada respiración puede llegar a ser un suplicio, cada pensamiento un cuchillo.... pero mientras me queden respiraciones... lucho.
Al final esa es la única opción, luchar.

domingo, 19 de febrero de 2017

Cosas que cambiaría

Tengo un genio peculiar bastante calmado pero exaltado,
me llaman borde y antipática seguido de un eres mona y dulce cuando quieres.
Tengo una mala pata particular digna de joderla en momentos inoportunos, 
juego a ser feliz pues así miento a mis demonios
"Estoy bien, estoy bien, estoy bien" me repito tres veces mientas las lágrimas caen.
Tengo historias dignas de pesadillas que horrorizarían a la mayoría pero a mi ya solo me hacen suspirar,
tengo tonterías que cuando me las dicen me hacen ponen triste y hacen querer llorar sin parar,
Soy un monstruo,
soy una niña,
estoy perdida
Tengo mil cosas que cambiaría y no sé ni siquiera por donde empezar, 
es una lista tan larga como el Conde de Monte Cristo, no pasa nada. Esta todo bien. Lo sé.
Solo tengo que escoger una, la que sea, y lo demás será más fácil.
Las cosas se arreglan y solucionan una a una, poco a poco, palabra a palabra...
por ello quizás lo primero... sería dejar de escapar
dress, girl, and photography image
PD: seas quien seas, gracias por leerme, gracias por estar.
Un beso enorme, la niña perdida.

miércoles, 15 de febrero de 2017

Querer

Ves una mirada profunda fija sobre ti como si fueras algo valioso, llegando incluso a sentirte como tal en ese instante.
Un toque tan dulce que podrías empalagarte por el mínimo roce.
El corazón te martillea de forma casi dolorosa, es adictivo, es reconfortante a la par que frustrante y aterrador.
Sentir, sentir.... sentir hasta que te paralizas y no puedes hacer nada más.
Lo has oído en películas, libros y canciones demasiado bonitas para ser reales, pero por esos instantes, por esos momentos en los que lloras ante la perdida o la falta de ello.
Sin embargo el amor es jodido, el amor es fácil pero conlleva tiempo y dedicación. El amor... debe ser feliz.
Sentir es jodido y a veces cansado, sentir, querer, amar y todas esas mierdas que lees y escuchas suelen pesar en ciertos momentos y en otros te hacen creer que eres capáz de todo..
Sí, esto podría ser una descripción de eso llamado amor
pero para mi... en resumen el amor es una cosa presiosamente jodida
boy, girl, and love image
PD: feliz 15 de febrero, porque cualquier día es perfecto para decirle te quiero a alguien (sea quien sea).
Un beso enorme y mil más, la niña perdida.

lunes, 13 de febrero de 2017

El arte de aprender viajando

Un día haces una maleta y apareces en un lugar que solo habías visto en fotos, del que habías oído rumores y leyendas, historias fantásticas y anécdotas de toda clase. Da igual lo que sepas, nada de eso importa cuando sientes el aire helado de un lugar por primera vez y el frío cala en cada uno de tus huesos, cuando ves nevar en ese lugar de cuento, cuando ves el agua congelarse y te preocupas por la vida de los patos, cuando hueles el humo extraño de lugares curiosos, cuando comes tanto que sientes que el espejo será un cabrón cuando te mires... y aún así te da igual. Sonríes en cada foto, te ríes hasta que no puedes ni respirar, hablas una lengua que no es la tuya e intentas entender una que ni si quiera medio comprendes. Te aprendes cuatro palabras y quizás así al menos empieces a entender ¿no?
Vives esta vida solo una vez, tienes un mundo entero para descubrir que te puede enseñar cosas que nada más puede. ¿Ves esa foto? No es nada comparado con la emoción que sentí al bajarme del avión, nada comparado con el frío que sentí cuando salí de la estación y ande durante horas y horas con más capas que una cebolla, esa sonrisa es un fragmento de lo que mi corazón sentía, porque joder... que felicidad en tan poco tiempo y espacio. 
Ese rincón del mundo que he descubierto es más de lo que te cuentan y ves, es más, es gente, es olores, es un rincón extraño descubierto mientras te pierdes caminando, es las luces reflejadas en la nieve y el olor de una ciudad más limpia. Esos museos enormes llenos de obras que solo podías imaginar, cada trazo, cada color fijado en la retina a solo centímetros.
El arte de viajar te enseña cosas que los libros no pueden, te cambia la mente aunque sea a pequeños trozos. El arte de viajar es uno de los más bonitos de este mundo, y si la compañía es buena no puedes pedir nada más. Solo necesitas esa pequeña maleta, lo demás viene solo.

Contacto

eldeseodenuncajamás@hotmail.com