"Un escritor nunca olvida la primera vez que acepta unas monedas o un elogio a cambio de una historia. Nunca olvida la primera vez que siente el dulce veneno de la vanidad en la sangre y cree que, si consigue que nadie descubra su falta de talento, el sueño de la literatura será capaz de poner techo sobre su cabeza, un plato caliente al final del día y lo que más anhela, su nombre impreso en un miserable pedazo de papel que seguramente vivirá más que él. Un escritor está condenado a recordar ese momento, porque para entonces ya está perdido y su alma tiene precio.”-Carlos Ruíz Zafón, El Juego del Ángel.

sábado, 3 de junio de 2017

Días de paradojas.

Hola amigo, aquí estoy otra vez.
A pesar de que intento hablarte, y recalco intento, cuando veo la esperanza del túnel, cuando estoy en una de mis fases felices o al menos estables... pues así aunque sabes que estoy jodida, que soy como tú, puedes tener eso que tanto necesitamos "esperanza". Ya sabes...ese sentimiento de "las cosas van a ir bien". No te confundas, lo estarán. Aunque caigas y caigas hasta el fondo más profundo donde la luz es casi inexistente puedes escapar de ahí, eres jodidamente fuerte amigo mío, lo sé. Por ello sé que saldrás de ello, que saldremos...
Sin embargo hoy es un día de mierda. Llevo muchos de esos. Esos días en los que sientes que vas a llorar por cualquier cosa y retienes las lágrimas a mordiscos, esos días en los que cualquier comentario pasado de la línea hiere más que los puñales, esos días en los que el insomnio te acompaña a pesar del extremo cansancio. Ya los conoces, esos días de paradojas que no se resuelven.
Son difíciles ¿verdad? es como intentar respirar bajo el agua o andar sobre el aire. Es complicado vivir los días pesados en los que no te entiendes y solo quieres perderte, en los que quieres desaparecer y dejar de sentir. Pero recuerda... dejar de sentir está más allá de la oscuridad, es un lugar tentador en el que no debemos caer.
Así que querido amigo mío estoy aquí para hablarte de la mierda que son esos días, para parar las lágrimas que empezaron hace horas y por fin parecen detenerse. Vengo a buscar entendimiento y consuelo, a dártelo a ti que quizás lo necesitas (aunque espero que no). Te escribo para decirte que aunque duele, me quema y me ahoga.... voy a secarme las lágrimas, dejar el teclado y seguir... porque a veces es tan fácil como permitirnos llorar, descansar y poder seguir...

4 comentarios:

  1. Me llegó mucho lo que escribiste
    Me sentí identificada 😥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra oir que mis palabras te llegaron, no tanto la identificación. Espero que estes bien amiga, un beso enorme y mil más, la niña perdida.

      Eliminar
  2. Estoy teniendo varios de esos días y muy seguidos, pero textos como este y el comentario que dejaste en mi blog me dan ese poco de "esperanza" que tanto necesito. Así que gracias por eso amiga.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí estaré para oírte y hablarte las veces que hagan falta, tanto para ti como para mi. Estoy aquí amiga... por duro que sea tenemos que estar.
      Un beso enorme y tropecientos más.

      Eliminar

Desde hace mucho estoy condenada a una cárcel de palabras, en la que cada vez me hundo más. Mi alma tiene un precio, todo lo que soy son trocitos desperdigados, fragmentados, escondidos. Mis palabras se han convertido en los susurros de un pez sin lengua ¿los oyes?

Contacto

eldeseodenuncajamás@hotmail.com