"Un escritor nunca olvida la primera vez que acepta unas monedas o un elogio a cambio de una historia. Nunca olvida la primera vez que siente el dulce veneno de la vanidad en la sangre y cree que, si consigue que nadie descubra su falta de talento, el sueño de la literatura será capaz de poner techo sobre su cabeza, un plato caliente al final del día y lo que más anhela, su nombre impreso en un miserable pedazo de papel que seguramente vivirá más que él. Un escritor está condenado a recordar ese momento, porque para entonces ya está perdido y su alma tiene precio.”-Carlos Ruíz Zafón, El Juego del Ángel.

domingo, 18 de junio de 2017

La ayuda de un monstruo


¿Sabes ese botoncito?
El de la autodestrucción, ese que conozco también... noto como mis dedos vuelven a pasarle por encima, como lo tocan y acarician... como el peso de apretarlo me calma y aterroriza.
¿Sabes cuando sabes que estás jodida? Cuando tus propios demonios son los que te evitan que lo aprietes.

PD: Wubba Lubba Dub-Dub. Un beso enorme, la niña perdida.

4 comentarios:

  1. Estoy jodida emtomces...
    perfecto lo que escribiste
    <3

    ResponderEliminar
  2. Totalmente cierta la reflexión. Supongo que a día de hoy, un 90% de la población esta jodida. Supongo que tan solo el 1% se preocupa de ello, que incluso del primer porcentaje, tan solo un 20% es consciente de estarlo. Bueno, también supongo que siendo de letras habría de dejar los porcentajes a un lado.
    Una entrada corta, interesante y directa. Me ha gustado mucho.

    Un saludo desde Los latidos de Abril, te espero por mi pequeño rinconcito<3

    ResponderEliminar
  3. interesante tu pensamiento
    gracias por compartirlo

    ResponderEliminar

Desde hace mucho estoy condenada a una cárcel de palabras, en la que cada vez me hundo más. Mi alma tiene un precio, todo lo que soy son trocitos desperdigados, fragmentados, escondidos. Mis palabras se han convertido en los susurros de un pez sin lengua ¿los oyes?

Contacto

eldeseodenuncajamás@hotmail.com