"Un escritor nunca olvida la primera vez que acepta unas monedas o un elogio a cambio de una historia. Nunca olvida la primera vez que siente el dulce veneno de la vanidad en la sangre y cree que, si consigue que nadie descubra su falta de talento, el sueño de la literatura será capaz de poner techo sobre su cabeza, un plato caliente al final del día y lo que más anhela, su nombre impreso en un miserable pedazo de papel que seguramente vivirá más que él. Un escritor está condenado a recordar ese momento, porque para entonces ya está perdido y su alma tiene precio.”-Carlos Ruíz Zafón, El Juego del Ángel.

domingo, 22 de octubre de 2017

No es fácil dejarte ir...

...no es nada fácil, duele, pero tengo que hacerlo. Te quiero. Muchísimo. Pero joder tengo que dejarte ir de una maldita vez... te juro que es la cosa más difícil que voy a hacer jamás.  Pero tengo que hacerlo.

5 comentarios:

  1. ánimo pequeña. el desamor puede ser una enfermedad que se cura con amor propio. con recuperarse a una misma después de perderte en la otra persona. eres entera.
    ármate de valor y lánzate a tomar las decisiones buenas para ti. ojalá puedas crecer fuerte 💕

    eres valiente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es muy muy jodido la verdad... por mucho que diga, escriba o piense al final solo siento el dolor y completa tristeza.
      Una puta mierda vamos jajaja
      Muchas muchísimas gracias por tus palabras de verdad. Te leo. Un beso enorme y mil millones más, la niña perdida.

      Eliminar
  2. Let it gooo. Yo también se que debo dejar ir a varios fantasmas pero cuesta demasiado.
    Espero que algún día logremos hacerlo por nuestra salud mental.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja gracias por hacerme reír
      Millones de besos, a niña perdida.

      Eliminar
  3. Dejar ir, duele y cuesta, pero al final es lo mejor que uno puede hacer cuando ya no hay amor de por medio. Te mando un abrazo.

    ResponderEliminar

Desde hace mucho estoy condenada a una cárcel de palabras, en la que cada vez me hundo más. Mi alma tiene un precio, todo lo que soy son trocitos desperdigados, fragmentados, escondidos. Mis palabras se han convertido en los susurros de un pez sin lengua ¿los oyes?

Contacto

eldeseodenuncajamás@hotmail.com